Protegerse del sol

Fotoprotectores

Piel al sol, ¡sin riesgos!

Las alternativas minerales y vegetales que debes conocer para proteger tu piel y tu sistema hormonal

José Manuel Fernández

La protección solar natural vive una revolución. Los filtros minerales siguen perfeccionándose como alternativa a los filtros químicos. Además, empiezan a desarrollarse filtros 100% vegetales, como la karanja, con gran poder para absorber los rayos ultravioleta.

Aunque cada vez existe más conciencia de los peligros del exceso de sol, todavía muchas personas se exponen durante horas en playas y montañas cuando la radiación es más intensa. Los daños de este abuso pueden reducirse con protectores solares, pero su uso no está exento de riesgos y no debe llevar a falsas seguridades.

Salud bajo el sol

Un poco de sol permite la síntesis de vitamina D, mejora las defensas y eleva el ánimo. A fin de aprovechar estos y otros beneficios y evitar daños, lo recomendable es tomarlo en pequeñas dosis y en las primeras horas del día.

Cuando se va a estar más tiempo expuesto conviene recurrir a los fotoprotectores, que suelen basar su eficacia en el uso de filtros químicos o físicos.

5 alimentos que te protegen del sol

Piel sana e hidratada

5 alimentos que te protegen del sol

Los filtros químicos, los mayoritarios en los cosméticos de síntesis, poseen la ventaja de poder formularse en presentaciones innovadoras y cómodas, como esprays y lociones fluidas.

Sin embargo, necesitan aplicarse con tiempo para resultar eficaces y, al penetrar en capas profundas de la piel, pueden llegar a la sangre. De este hecho proviene su peligrosidad: algunos estudios demuestran su capacidad para alterar el sistema hormonal.

Protección mineral

Los filtros físicos son polvos de minerales inertes como los óxidos de cinc o de titanio, que actúan dispersando y reflejando las radiaciones. Presentan la ventaja de ser seguros y de actuar nada más ser aplicados. Su mayor inconveniente es que al ponerlos sobre la piel dejan una capa blanquecina.

La polémica de las nanopartículas

Para minimizar ese contratiempo se disminuyó hace unos años el tamaño de las partículas de estos minerales recurriendo a la nanotecnología.

Esta decisión está resultando polémica, pues estudios teóricos muestran que las nanopartículas de dióxido de titanio pueden inhalarse y también penetrar a través de la piel por su pequeño tamaño.

No existen estudios que avalen este hecho teórico. Por otro lado, los productores que utilizan nanopartículas de dióxido de titanio alegan que estas se fusionan formando agregados más grandes. De todas formas, la Ley de cosméticos europea exige que en la lista de ingredientes (INCI) se incluya la palabra «nano» tras los ingredientes con esta tecnología.

Las certificaciones ecológicas Cosmos y Ecocert, por su parte, las prohíben.

Un nuevo filtro vegetal

La nueva tendencia en cosmética natural es usar sustancias vegetales que también filtran las radiaciones. Un gran hallazgo es la karanja (Pongamia glabra), una leguminosa de origen asiático de la que se extrae un aceite rico en pongamol. La capacidad de esta sustancia para absorber la luz ultravioleta es similar a la de los filtros químicos, pero sin su toxicidad.

Hasta ahora los protectores formulados con pongamol como único filtro solar llegan a un factor 30. Esta planta abre la puerta al estudio de otras sustancias vegetales que podrían acabar ofreciendo una alternativa sana y segura para proteger la piel.

Etiquetas:  Vitaminas Hormonas Piel Sol

Artículos relacionados