Remedios naturales dolencias niños

Remedios

Verano y niños, ¡prepara ya este botiquín natural!

Golpes, pequeñas heridas, diarreas... Por suerte existen remedios naturales eficaces para aliviar las dolencias habituales de los niños en vacaciones.

Dr. Daniel Bonet

La época estival supone un cambio en la vida de los pequeños. A menudo conocen nuevos lugares, están más en contacto con la naturaleza y prueban alimentos diferentes. Estas ocasiones para pasarlo bien no están exentas del riesgo de sufrir un percance. Tener un botiquín a mano siempre es conveniente.

Remedios naturales para las 6 dolencias más comunes

El botiquín que te proponemos ocupa poco espacio y puede cubrir buena parte de los problemas que suelen surgir en vacaciones.

Consta de 9 remedios homeopáticos (Apis, Arnica, Belladona, Cocculus, Hypericum, Ignatia, Ledum, Pulsatilla, Rhus toxicodendrum), un frasco de aceite esencial de lavanda, otro de tintura madre de caléndula (Caléndula TM), carbón vegetal y el colirio Oculoheel.

Los remedios pueden adquirirse en las farmacias a la potencia 5 o 7CH (salvo Ignatia 200K). La dosis será de 3 gránulos que se dejan deshacer en la boca, separados de las comidas por lo menos 15 minutos. La frecuencia depende de la intensidad de los síntomas, desde cada 15 minutos a 2-3 veces al día, espaciando las tomas a medida que se mejora.

Para los golpes y los trompazos

La arnica cubre la mayoría de problemas debidos a traumatismos. Hace que se reabsorba el sangrado y calma el dolor. Se indica en lesiones producidas por contusiones o golpes, hematomas, esguinces de tendones y ligamentos, torceduras de muñeca, tobillo o pie, traumatismos craneales y hemorragias nasales tras un golpe.

Si el niño se aplasta los dedos o se cae sobre el coxis, puede tomar Hypericum. También si sufre una mordedura, pero aplicando a su vez aceite esencial de lavanda alternado con tintura de caléndula TM.

Para el dolor de barriga

Las temidas diarreas: sea cual sea su origen será útil el carbón vegetal. También si el niño sufre de gases.

Frente a indigestiones, con eructos o diarrea, por comidas grasas o helados, es útil Pulsatilla.

En los viajes en vehículos, Cocculus proporcionará alivio frente a náuseas y vómitos. También es útil cuando hay vértigo.

Para rasguños, picaduras o erupciones

En heridas, rasguños o peladuras, puedes recurrir a lavajes o apósitos con tintura de caléndula, esencia de lavanda o bien ambas, alternándolas. Lo mismo en picaduras de insecto.

Apis alivia picaduras de abeja, reacciones alérgicas y quemaduras con piel rosada e hinchada que agradecen el frío.

En las erupciones rojizas tipo urticaria o vesiculosas, como el herpes simple labial, podemos utilizar Rhus tox. Pinchazos: Ledum ayuda en heridas por clavos, espinas, astillas, púas…

Contra virus y bacterias

Pulsatilla puede ser de ayuda en resfriados con secreción nasal espesa no irritante, otitis con dolor presivo, inflamación de párpados, orzuelos o conjuntivitis aguda catarral, con prurito y ardor. En esta última aplica también gotas de Oculoheel.

Para faringitis o amigdalitis será útil Belladona, sobre todo si hay enrojecimiento de garganta y cuesta tragar. También en caso de fiebre elevada de inicio brusco, cara roja y mucha sed.

En las infecciones cutáneas, aplicar caléndula TM es lo más indicado.

Para las infecciones digestivas no olvidemos la utilidad de tomar carbón vegetal.

Para los nervios

Cuando el niño se asusta, por sobresalto o por miedos, unos gránulos de Ignatia calmarán su ánimo, sobre todo si hay síntomas neurovegetativos: temblores, palpitaciones, suspiros, dificultad al tragar.

Cn el aceite esencial de lavanda, de efecto relajante, se pueden masajear suavemente las sienes o el abdomen del niño o bebé si está nervioso o tiene insomnio.

Pare el dolor y los golpes

Para el dolor muscular o agujetas por el ejercicio o largas caminatas, se indica Arnica, sobre todo si hay cansancio y dolor al tacto.

Hypericum alivia el dolor por heridas y contusiones en zonas muy inervadas, como dedos de pies y manos. Frente al dolor por torceduras (hombros, muñecas, rodilla, tobillo) se aconseja Rhus tox.

Belladona será útil en el dolor de cabeza de tipo congestivo, pulsátil, que empeora con la luz. Este síntoma puede acompañar a una fiebre o a un exceso de sol. 

Verano sin picaduras

Plantas repelentes

Verano sin picaduras

3 grandes remedios naturales multiusos

Tenlos siempre a mano. Son rápidos, inocuos y fáciles de utilizar.

Aceite esencial de lavanda

  • Propiedades: en uso externo es analgésico, antiinflamatorio, antiséptico y cicatrizante.
  • Cuándo está indicado: en quemaduras, heridas, llagas, picaduras de insectos y mordeduras. O como relajante nervioso.
  • Cómo se usa: se puede aplicar directamente sobre la piel sin diluir, o bien diluir 20 gotas en un vaso de agua hervida tibia y usarlo como loción o en compresas sobre las zonas dañadas.

Carbón vegetal

  • Propiedades: por su capacidad de adsorción, libera el aparato digestivo de microbios y tóxicos de forma rápida e inocua.
  • Cuándo está indicado: en diarreas, gases, enfermedades infecciosas e intoxicaciones por alimentos, fármacos o químicos.
  • Cómo se usa: en comprimidos, cápsulas o en polvo. Según la gravedad, se toman entre 5 y 20 g al día repartidos en tres tomas.

Tintura madre de caléndula

  • Propiedades: es desinfectante, antiinflamatoria y cicatrizante.
  • Cuándo está indicada: en heridas, quemaduras, pus, ulceraciones y picaduras de insecto.
  • Cómo se usa: se disuelven 25 gotas en un vaso de agua hervida tibia y se aplica en forma de lavaje, loción o apósito 2-3 veces al día. Otra opción es una crema de caléndula, pero tiene menos concentración de planta y no es apta sobre heridas.

Etiquetas:  Niños Verano Homeopatía

Artículos relacionados

suscribete Julio 2017