Cronobiología

La terapia del orden

Vivir de acuerdo con los ritmos naturales es la base de la salud física y mental

Dr. Pablo Saz

Aun estando sentados viajamos en el espacio con el movimiento de rotación de la Tierra, a distinta velocidad según el punto dónde nos hallemos: a 1.700 km/h en el Ecuador, a 850 km/h a 60º de latitud y nula en los polos.

Esta velocidad espacial y nuestra posición en el universo se miden en ciclos de días, semanas, meses… que marcan en nosotros cambios biológicos esenciales: ordenan la vida. Constituyen por ello un gran factor de salud.

Cronobiología: la terapia del orden

La medicina naturista ha recogido esta faceta de la salud, sobre todo el concepto terapia del orden. El primero que lo maneja es el médico suizo Bircher-Benner y es un pilar de la cura Kneipp, inspirado en la diaita griega.

Comporta no solo cuidar la dieta sino en general el estilo de vida, una forma de organizar en el tiempo la terapia y unas reglas de orden que incluyen el contacto con el sol, la luz y el agua, ejercicio, respiración, psicología y el uso de remedios.

El poder sanador de los árboles

Naturaleza curativa

El poder sanador de los árboles

Hoy se llama cronobiología, un estilo de vida sano adaptado al medio ambiente y al terreno. Se hace lo que hay que hacer cada día, cada semana, cada mes, cada estación.

Cronobiología

La terapia reguladora pretende establecer así un ritmo de vida natural en los ámbitos tanto físico como psíquico.

Incluye:

• el aprovechamiento inteligente de la luz, el aire y el agua,

la alternancia equilibrada entre ejercicio y reposo, trabajo y ocio, sueño y vigilia,

una relación sensata con la comida y la bebida,

unos horarios de comidas regulares,

una vida útil y activa,

• contactos sociales satisfactorios y emociones saludables.

Es esencial, pues, sensibilizarse con los ritmos circadianos, los que se dan a diario, teniendo en cuenta los ritmos fisiológicos que conllevan e intentando sintonizarse con ellos.

Estos ritmos nos unen a través de mecanismos sincronizadores a los ritmos geofísicos y, por tanto, nos integran en el orden cósmico.

Porque la salud no es solo una cuestión de capacidad física sino también reguladora. Y tenemos la capacidad de incorporar de forma ordenada los estímulos necesarios para mantener la salud.

Artículos relacionados

suscribete Julio 2017