Aceites esenciales embarazo

Embarazo feliz

4 aceites esenciales para sentirte mejor en el embarazo

Usados adecuadamente y con prudencia, no solo alivian muchos trastornos comunes en los meses de gestación, sino que también ayudan en el parto.

Antonia Jover

El embarazo implica muchos cambios en el cuerpo de la mujer, y algunos suelen ocasionar trastornos y molestias para los cuales no siempre se dispone de medicamentos adecuados o inocuos.

La aromaterapia para embarazadas ofrece soluciones naturales compatibles con la salud de tu bebé en gestación. Descubre sus beneficios para que tu embarazo sea una experiencia armoniosa.

Aromaterapia para embarazadas ¡con precaución!

La aromaterapia utiliza aceites esenciales cuyas principales propiedades terapéuticas son conocidas científicamente. Son sustancias volátiles extraídas de plantas medicinales aromáticas con una composición química muy compleja.

Al ser muy concentrados, deben usarse y dosificarse de forma apropiada. En general son seguros siempre que se administren adecuadamente.

Tanto en el embarazo como en la lactancia, hay una larga lista de aceites esenciales contraindicados. Hay que descartar principalmente los de menta (excepto la menta bergamota), salvia oficinal, romero alcanfor, ruda, tuya, hisopo oficinal, cantueso, canelas, palmarosa, clavo de olor o nuez moscada. Pero la lista sigue y algunos son potencialmente neurotóxicos y/o abortivos si se emplean en cantidades elevadas o de forma prolongada.

Hay que prestar especial atención, por tanto, a la seguridad. Es preferible no utilizar un aceite esencial si no estás segura de su inocuidad.

Te animo a buscar y seguir los consejos de un profesional de la aromaterapia, para utilizar solo los aceites esenciales seguros en el embarazo y con mejores resultados.

4 aceites esenciales permitidos en el embarazo

Hay aceites esenciales adecuados para cada etapa del embarazo y muchos pueden usarse desde las primeras semanas. Te resultarán muy valiosos para aliviar síntomas y dolencias comunes: náuseas, indigestiones, ardores de estómago, ansiedad, cansancio, estreñimiento, insomnio, resfriados y otras afecciones respiratorias, cistitis, dolores musculares y articulares, cefaleas, hemorroides, piernas pesadas, etc.

Las principales formas de administración son la vía olfativa, la cutánea y la oral. Algunos aceites esenciales se pueden oler y aplicar en la piel desde el primer momento del embarazo. En cambio, la vía oral requiere mucha más prudencia.

A continuación te mostramos las aplicaciones de 4 esencias que te ayudarán a sentirte mejor durante el embarazo.

1. Aceite esencial de limón

  • Náuseas, indigestión: toma 1 gota con un poco de sirope hasta 6 veces por día.
  • Prevención de contagios: en tu difusor pon unas 15-20 gotas durante media hora, 3 veces al día.

2. Aceite esencial de lavanda

  • Dolor de cabeza: aplica 2 gotas en las sienes.
  • Insomnio: echa 2 gotas en la almohada y aplícate 1 en cada muñeca.
  • Ansiedad: abre el frasco y aspira 5 veces seguidas.

3. Aceite esencial de ravintsara

  • Resfriado: aplica 3 gotas en cada brazo y 3 en el pecho, 3-4 veces al día.
  • Herpes labial: diluye 1 gota del aceite esencial en 1 gota de un buen aceite vegetal, 3-4 veces por día.

4. Aceite esencial de tomillo tujanol

  • Anginas, a partir del 4º mes: toma 2 gotas con un poco de aceite de oliva, 3 veces al día durante 4-5 días.
  • Cistitis, a partir del 4º mes: la misma fórmula, durante 7 días.

La mejor forma de usarlos para cada problema

Para mantener tu espacio vital limpio y libre de agentes patógenos puedes recurrir a la difusión de aceites esenciales con propiedades antisépticas, por ejemplo. La vía olfativa también te ayuda a equilibrar las emociones, controlar el estrés o disfrutar de un sueño reparador.

Los aceites esenciales penetran en tu organismo a través de la piel. La vía cutánea es la más apropiada para ti durante todo el embarazo. Podrás tratar resfriados, aliviar cualquier tipo de dolor, cuidar de tu piel y lograr un mayor bienestar general.

Sin embargo, la vía oral se propone en contadas ocasiones y por un tiempo limitado, por ejemplo, para tratar problemas digestivos o algunas infecciones.

Salvo algunas excepciones, no se contempla la vía interna antes del cuarto mes.

Aromaterapia para el parto: recibe a tu bebé con aromas

También en el parto la aromaterapia es muy apropiada. Algunos aceites esenciales ayudan en el momento del esfuerzo aportando valor y fuerza, alivian el dolor y relajan.

El clavo de olor y la palmarosa facilitan el parto gracias a sus propiedades uterotónicas, y dan vigor y resistencia. El laurel tiene propiedades antidolor y vigorizantes. La lavanda y la manzanilla romana alivian el dolor y calman.

Puedes también hacer un gran regalo a tu bebé aplicándote aceite esencial de rosa damascena. La rosa simboliza el amor incondicional. Es además relajante y reconfortante.

Empieza a usar el siguiente preparado aromático cuando rompas aguas:

  • Aceite esencial de clavo de olor, palmarosa y laurel: 1 ml de cada uno
  • Aceite esencial de lavanda: 2 ml
  • Aceite esencial de manzanilla romana: 0,5 ml
  • Aceite vegetal de avellanas: 24,5 ml

Aplícate 6 gotas de esta mezcla en la zona lumbar cada 20 minutos. Aplícate también una gota de rosa damascena en cada muñeca y otra en el centro del pecho.