Aceites esenciales dormir

Aromaterapia

Oler y dormir: 5 aceites esenciales para conciliar el sueño

La aromaterapia es un recurso muy eficaz contra el insomnio porque actúa directamente sobre el sistema nervioso. Resultado: relax en minutos.

Antonia Jover

En el reino animal somos casi los únicos que padecemos trastornos del sueño como el insomnio, sea por una dificultad para conciliar el sueño, por despertarse con frecuencia durante la noche o por desvelarse antes de hora.

El estrés es en gran parte responsable y abordarlo es esencial.

5 aceites esenciales para dormir mejor

Pero existen, además, aceites esenciales relajantes que actúan sobre el sistema nervioso autónomo y ayudan a recuperar un sueño reparador. Descubre los cinco de mayor valor terapéutico.

1. Desconecta con el aceite esencial de mandarina

Este aceite esencial, muy suave, es interesante en caso de insomnio pasajero cuando a uno le cuesta desconectar, parar y relajarse. También es beneficioso para niños hiperactivos.

Cómo usarlo: en difusor (15-20 gotas) durante la tarde o antes de acostarse, o bien por vía oral (2 gotas diluidas en aceite de oliva) por la mañana y por la noche.

2. Lavanda, el mejor relajante integral

Es la estrella de la aromaterapia y también el gran especialista del sistema nervioso. Gracias a su riqueza en moléculas calmantes, relajantes y sedantes, posee una eficacia incontestable para conciliar el sueño.

Cómo usarlo: en difusor (15-20 gotas) en la tarde o la noche, o en masaje sobre la piel (2 gotas diluidas) a partir de media tarde para irse relajando.

Si no te gusta su olor, prueba con aceite esencial de naranjo amargo.

3. Manzanilla romana para casos de hipersensibilidad

Este aceite esencial se aconseja especialmente a personas hipersensibles o a las que algún acontecimiento les quita el sueño. También es útil a personas hipertensas que no consiguen relajarse. Es muy eficaz con los niños que no se duermen por miedo o que se despiertan con pesadillas.

Cómo usarlo: en masaje sobre la piel por la noche o, simplemente, oliendo el frasco antes de irte a dormir o si te despiertas en medio de la noche.

4. Hierbaluisa frente a la angustia

Es un calmante potente y resulta muy útil en caso de hiperexcitación, angustia, ansiedad o depresión.

Cómo usarlo: por vía oral. Si el insomnio va asociado a problemas de ansiedad, puedes tomar 2 gotas del aceite esencial diluidas en aceite de oliva tres veces al día hasta mejoría.

5. Petit grain mandarino sirve para disipar la tensión

Este gran hipnótico se extrae de las hojas del mandarino. Su efecto terapéutico se parece al de la manzanilla, aunque es mucho más potente. Además es un relajante muscular, eficaz para quienes no logran dormir por estar muy tensos.

Cómo usarlo: en masaje u oliéndolo, como la manzanilla romana, o por vía oral, 2 gotas diluidas antes de acostarse en caso de insomnio severo.

Un día con aromaterapia para una noche sin insomnio

Durante el día sigue una rutina con aromaterapia para descansar por la noche.

  • Por la mañana: toma 2 gotas de esencia de mandarina diluidas en un poco de aceite de oliva. Si tu insomnio es pertinaz y temes irte a dormir, toma 2 gotas de hierbaluisa en su lugar.
  • Durante el día: haz microdescansos de 5 a 10 minutos para desconectar. Como ayuda, ponte una gota de aceite esencial de lavanda en las muñecas, cierra los ojos y respira hondo.
  • En casa: en un difusor, pon aceite esencial de mandarina, de 15 a 20 gotas, durante media hora. Para el insomnio pertinaz, mezcla en el difusor 10 gotas de lavanda y 5 de mandarina.
  • Por la noche: toma 2 gotas de esencia de mandarina diluidas en aceite de oliva. Diluye luego 2 gotas de manzanilla romana o petit grain mandarino y masajéate pies, brazos y pecho.

Mantén el estrés a raya

El estrés es uno de los mayores enemigos del sueño. Por esta razón es muy importante reducirlo y la aromaterapia puede ayudarte.

Se ha demostrado que respirar ciertos compuestos de los aceites esenciales disminuye el cortisol. La liberación constante de esta hormona afecta a la salud y, de noche, dificulta el sueño.

Puedes poner un difusor de esencias en casa o el trabajo para que te ayude a mantenerte relajado. No es ningún lujo, sino un elemento que favorece tu salud y la de tus seres queridos.

Otro gesto que puedes trasformar en rutina es un automasaje diario en pies, brazos y manos, nuca y cuello, cara… Estimular la piel activa nuestra farmacia interna, y algunos aceites esenciales inducen la liberación de hormonas del bienestar.

Prueba con un buen tónico contra el estrés. Te propongo una combinación de aceites esenciales que refuerza el sistema nervioso:

  • Albahaca sagrada (2 ml)
  • Mirto verde (2 ml)
  • Abeto negro (2 ml)
  • Romero verbenona (1 ml)
  • Katrafay (1 ml)
  • Palo de rosa (1 ml)

Úsala de forma regular tanto en difusor (15 a 20 gotas) como sobre la piel (4 a 5 gotas diluidas en aceite vegetal).