cáncer de prostata

Dieta anticáncer

Cómo prevenir el cáncer de próstata

Los hombres saben que no deben olvidar las revisiones a partir de los 50, pero también una alimentación y un estilo de vida saludables pueden alejar esta enfermedad

Dra. Cristina Pellicer

La próstata es una glándula del aparato urogenital masculino cuya función es aportar el líquido blanquecino en el que están bañados los espermatozoides. A partir de los 50 años de edad, empieza a aumentar de volumen, lo que entraña una disminución del calibre de la uretra que puede ocasionar trastornos en la micción.

Estudios realizados post-mortem en varones mayores de 85 años han demostrado la presencia de este tipo de tumores. Si no se ha manifestado en vida ha sido porque el sistema inmunitario ha sido lo suficientemente activo como para detener el crecimiento de las células tumorales, por lo que reforzar las defensas es el primer paso, junto con los controles, para prevenir el temido cáncer.

Reforzar el sistema inmunitario

Algunas plantas no solo ayudan a controlar el cáncer, sino también a tolerar los agresivos tratamientos de radioterapia y quimioterapia.

· Las setas orientales como el reishi o el maitake potencian la actividad del sistema inmunitario. Se presentan en polvos y las dosis las podrá ajustar un especialista.

· La raíz de regaliz y de ortiga han demostrado también sus virtudes inhibiendo la actividad de los enzimas culpables del crecimiento tumoral.

Alimentación protectora

Procura evitar: la ingesta de azúcares, siropes, mieles y endulzantes artificiales, ya sea en estado puro o formando parte de algún alimento elaborado (pastas, bollería, bebidas azucaradas…). Las células cancerígenas demandan azúcares de absorción rápida.

La leche de vaca y sus derivados aumentan la IgF-1, una proteína que favorece el crecimiento celular en el cáncer, de manera que conviene reducir su consumo, así como el de la carne roja, ya que aparte de los antibióticos, pesticidas y hormonas que contiene (sino es de origen ecológico), es rica en grasas saturadas y tiene poder inflamatorio.

Intenta aumentar: verduras, frutas, legumbres, fuentes vegetales de omega 3 como las semillas y el aceite de lino, frutos secos naturales y cereales integrales. Y merece la pena incluir en nuestra comida alimentos que poseen vitaminas que han demostrado un efecto protector y antitumoral, como la vitamina C, D, E.

Artículos relacionados