Brotes de pino

Remedios naturales

Cómo prevenir infecciones respiratorias con plantas medicinales

La naturaleza te echa una mano para reforzar tu sistema inmunitario y para afrontar estos trastornos tan comunes en los cambios de estación

Jordi Cebrián

Lo cierto es que, para evitar una infección respiratoria, el primer paso es no exponerse a factores de riesgo, seguir una alimentación rica en vitaminas y minerales y hacer ejercicio. Pero si ya estás inmerso en un proceso, hay remedios naturales que te ayudan: plantas con efectos bactericidas, antivirales y antisépticos.

Brotes de pino silvestre

Ricos en un aceite esencial de acción febrífuga, antiviral y expectorante, resultan muy adecuados ante infecciones del tracto respiratorio como faringitis, laringitis, traqueítis, sinusitis y gripe. Se suelen combinar con otras plantas.

Ulmaria

Contiene salicilato de metilo, lo que le confiere virtudes antipiréticas y analgésicas. Es un gran remedio para ayudar a bajar la fiebre de la gripe y aliviar el dolor y la sensación de congestión generalizada.

Plantas para la tos

En sí misma, la tos no es mala, pues es la forma que tiene el sistema respiratorio de expulsar. Pero cuando esta se vuelve constante e improductiva, hay plantas que ayudan a expectorar con fluidez como el tusílago, el gordolobo y el helenio, así como plantas mucilaginosas como el malvavisco, el musgo de Islandia y el llantén, que impiden que las mucosas de la laringe y la faringe se irriten y se produzca la tos.

Mirto o arrayán

Las duras hojas del mirto (Myrtus communis), un arbusto frecuente en la costa mediterránea, contiene un aceite esencial de fuerte acción antibiótica y antiséptica, que se ha comparado a la de la penicilina. Se ha mostrado muy eficaz en rinitis alérgicas, anginas, sinusitis, faringitis, laringitis y bronquitis, así como en procesos asmáticos leves. Se toma en infusión o bien en vahos, cuando hay congestión, y produce una agradable sensación de alivio.

Artículos relacionados

suscribete Julio 2017