Cuadrado dormir bien

Afrontar el insomnio

Consigue un descanso nocturno reparador

Si no duermes bien, al día siguiente tienes un 25 por ciento menos de energía. Ponle remedio con estas pautas anti-insomnio

Durante el reposo nocturno descansan el cuerpo y la mente y se efectúan procesos de desintoxicación orgánica, adecuada memorización de las experiencias del día y cicatrización de heridas. No dormir adecuadamente impide la renovación psiconeuromuscular y debilita la capacidad defensiva del organismo.

Ciertos trastornos cardiovasculares, digestivos, dermatológicos o nerviosos pueden ser consecuencia de la falta de sueño. Y a la inversa, el insomnio puede indicar que se está iniciando una enfermedad. La falta de descanso impide, básicamente, que el organismo se recupere.

Quien ha dormido mal gasta durante el día un 25% más de energía para realizar el mismo trabajo. Esto genera acumulación de fatiga e irritabilidad, malas digestiones, falta de concentración o disminución de la libido, incluso deterioro de la memoria.

Identifica tu tipo de insomnio

El insomnio puede clasificarse básicamente en tres tipos:

  • Insomnio de conciliación: mantienes los ojos abiertos hasta las 2 o las 3 de la madrugada. Puede deberse a un desajuste de los ritmos internos (jetlag, noctambulismo) o a la ansiedad. La mente te evoca los sucesos desagradables del día.
  • Insomnio de mantenimiento: si te despiertas a menudo durante la noche, suele haber una causa orgánica, como cambios hormonales de la mujer. También puede tratarse de una hipoglucemia, que se soluciona tomando, por ejemplo, un plato de pasta en la cena.
  • Despertar precoz: cuando el insomnio se acompaña de una sensación de cabeza vacía, puede indicar un estado depresivo, y conviene acudir al médico.

Prepárate para el sueño

  1. El dormitorio debe estar limpio y ventilado, aislado de ruidos y fresco (su temperatura no ha superar los 16 o 18º C).
  2. La cama es para dormir, para descansar, para las relaciones íntimas, para jugar con los hijos, para leer. Ni móviles, ni tablets ni televisores... Respecto a la orientación, la cabeza debe apuntar al norte y los pies al sur.
  3. La cena: ni abundante, ni grasa ni especiada, porque puede trastornar el sueño. Elige alimentos ricos en triptófano (como el tofu). Además, los alimentos con un alto contenido en carbohidratos naturales (pan, plátano, zumo de manzana, higos, dátiles…) ayudan a liberar el triptófano.
suscribete Julio 2017