hidratarse con agua tibia

Prevé enfermedades

Las bebidas tibias son más saludables

Ni muy fría ni muy caliente, ¡te explicamos cuál es la temperatura adecuada!

Dra. Qi Li Lin

Beber agua es indispensable para la salud y para obtener los mayores beneficios de ella es preciso, según la milenaria medicina tradicional china, que escojas la temperatura y la cantidad adecuadas para el organismo, teniendo en cuenta la etapa vital y el estado.

Un vaso de agua puede resultar de lo más saludable o puede entorpecer el funcionamiento del organismo. La diferencia está en la temperatura.

1. ¿Qué temperatura es la más adecuada?

Cuanto más se acerque a la temperatura corporal (37 °C), mejor. Sin embargo, los varones jóvenes que están en pleno crecimiento, que son energéticamente muy yang, podrían beber el agua a cerca de 10 °C.

2. ¿Es mejor muy caliente o muy fría?

El agua a temperatura baja es vasoconstrictora y actúa directamente en los vasos sanguíneos de la boca, esófago y estómago… En cambio, el agua a temperatura alta es vasodilatadora. Ambos casos pueden dificultar la digestión. Es preferible tomarla templada.

3. ¿El agua tiene que hervir?

El agua del grifo sí, por higiene y para mejorar su calidad. Conviene hervirla entre 3 y 5 minutos para reducir la presencia de nitratos, determinados cloruros y residuos hormonales. Si está embotellada (preferiblemente en cristal) no hace falta.

4. ¿El agua muy fría puede ser perjudicial?

Sí, sobre todo para las personas que sufren insuficiencia de yang de bazo-estómago (responsable del funcionamiento digestivo). El consumo de agua fría de manera puntual no es perjudicial, pero si es habitual se daña el organismo.

5. ¿Qué tipo de agua mineral es preferible?

Se puede consumir cualquier agua embotellada. Las personas hipertensas es preferible que consuman agua baja en sodio.

6. ¿Qué órganos la agradecen más?

Los riñones, el corazón, el estómago, el cerebro… Todos los órganos necesitan hidratarse y ser lubricados por el agua, que representa la parte más importante del yin en el cuerpo. El agua es de naturaleza fría y puede consumir el yang de los órganos. Eso explica por qué
la calentamos antes de tomarla.

7. ¿Los caldos son beneficiosos en verano?

Sí, pero en la estación más calurosa es más apropiado tomar exclusivamente caldos vegetales que sean ligeros. Por ejemplo, de cebolla y puerro, tomillo, romero o jengibre. Se deja hervir durante unos diez minutos.

8. ¿Qué infusiones son más refrescantes?

Las infusiones con té verde, menta, tomillo o romero

9. ¿Es conveniente añadir algo al agua?

Es mejor no mezclar nada, aunque, si es necesario, podemos añadir limón o jengibre fresco para cambiarle el sabor, o algo de sal si se ha sudado mucho en verano o se ha practicado deporte. También se puede añadir un poco de miel si no se es diabético o se sufre de un exceso de peso.

10. ¿Cuál es el mejor momento para beber?

Por la mañana, recién levantados. También durante y/o después de hacer deporte o trabajos domésticos. Y antes de las comidas o bien una hora después.

Artículos relacionados