Infusión contra los gases

Deshínchate

La infusión definitiva contra los gases

Tu aliada contra los gases y flatulencias, para ayudar en digestiones difíciles y aliviar la pesadez estomacal.

Jordi Cebrián

Toma una taza de esta infusión después de cada comida te hará olvidarte de la molesta hinchazón de los gases.

Infusión carminativa contra los gases

Te contamos cómo prepararla paso a paso.

Ingredientes

  • Poleo blanco
  • Anís verde
  • Alcaravea
  • Hierba luisa
  • Hinojo
  • Malva
  • Corteza de naranja

Toma la misma cantidad de cada planta. Es necesario que estén todas presentes en la misma proporción. Puedes preparar sólo una taza o dejar la mezcla lista para preparar más.

Preparación

  1. Mézclalas muy bien con ayuda de una paleta.
  2. Separa 5 g de la mezcla de hierbas por vaso de agua.
  3. Deposita la hierba en una tetera y vierte sobre ella el agua recién escaldada.
  4. Deja que la infusión repose tapada unos 10 minutos y la cuelas.
  5. Puedes endulzarla con miel, pero también se puede tomar sola, ya que tiene un sabor muy agradable.

Muchas personas después de comer se sienten hinchadas o notan algunas molestias abdominales. A menudo esto puede deberse a una acumulación de gases. Esta puede ser debida a las características de los alimentos que se han ingerido, a masticar poco, al consumo de fármacos como los antibióticos...

Es difícil determinar una sola causa para usa persona, ya que son muchos los factores que intervienen. Tomar esta infusión después de cada comida ayuda a la expulsión de los gases, evitando todas las molestias que suponen.

Las hierbas como el anís la alcaravea, el hinojo y el poleo blanco actúan como carminativos. Es decir, favorecen la expulsión de los gases. El poleo blanco se usa incluso contra el mal aliento.

Además, el poleo blanco y la hierba luisa son digestivos y antiespasmódicos, así que contribuyen a aliviar la indigestión. La malva aporta una acción demulcente, es decir, protege nuestro sistema digestivo.

La corteza de naranja y el hinojo sirven para corregir el sabor de la infusión, haciendo que no sea necesario endulzarla de ningún modo.

Artículos relacionados