Infusión otitis

Otitis

Infusión y cataplasma para aliviar el dolor de oídos

2 remedios contra la otitis y las molestias de oídos: una infusión para beber a base de plantas y una cataplasma de harinas para uso externo.

Jordi Cebrián

Los bebés y los niños son los más proclives a sufrir de otitis o dolor de oídos. Pero no son los únicos, también son habituales en alérgicos, nadadores, excursionistas y personas que suelen viajar en avión.

A continuación os presentamos 2 remedios de fitoterapia. Se trata de una infusión para tomar y de una cataplasma para aplicar externamente en el oído que puedes utilizar para reforzar el tratamiento.

Pueden ser la solución o, al menos, servir de alivio al reducir la inflamación.

Como precaución, antes de decidirte por uno de estos remedios consulta a tu otorrino, especialmente si es para utilizar en bebés o en niños de corta edad.

Infusión contra la infección de oídos

Esta infusión fortalece el sistema inmunitario y previene la acción de los gérmenes tóxicos. Además, combate la mucosidad y reduce la inflamación.

Ingredientes

  • equinácea
  • orégano
  • tomillo
  • gordolobo
  • limón
  • agua

Preparación

  1. Mezcla las 4 plantas (equinácea, orégano, tomillo y gordolobo) a partes iguales y separa una cucharada sopera de esta mezcla.
  2. Pon esa cucharada de plantas en agua, lleva a ebullición y hierve durante dos minutos.
  3. Deja que repose 10 minutos y después cuela.
  4. Agrega el zumo de medio limón grande y remueve bien.

Cómo tomarla

Dos o tres vasos al día, hasta que remita la infección.

Cataplasma para calmar el dolor

Podemos complementar la infusión con la aplicación tópica de esta cataplasma a base de harinas.

La aplicación sobre el oído afectado ayuda a licuar la mucosidad y lo despeja.

Ingredientes

  • harina de fenogreco
  • harina de lino
  • leche de soja u otra leche vegetal

Preparación

  1. Mezcla ambas harinas a partes iguales.
  2. Separa 4 cucharadas de la mezcla y cuece en 200 ml de leche de soja (u otra leche vegetal) a fuego lento, sin dejar de remover.
  3. Cuando se haya formado una pasta homogénea y viscosa, envuélvela en un trozo de sábana vieja.

Cómo aplicarla

Aplica la cataplasma caliente, pero nunca en exceso, sobre el oído afectado.

Este artículo se ha elaborado con la asesoría de Josep Maria Teixé, herborista de El Manantial de Salud.

suscribete Julio 2017