aliviar las urticarias

Piel sana

¿Te pica la urticaria? Estas infusiones te ayudarán

Plantas antihistamínicas como la ortiga o la caléndula combaten los síntomas sin efectos secundarios. Di adiós al picor en la piel con sus infusiones.

Jordi Cebrián

Con la primavera aumenta la concentración en la atmósfera del polen de plantas alergénicas como muchas gramíneas, las ubicuas parietarias, los cipreses, los álamos o incluso los olivos.

Las personas alérgicas pueden responder con liberación de histamina, que en la piel provoca ronchas rodeadas de una zona enrojecida, a veces con escamación. Son las urticarias, que suelen ir acompañadas de hinchazón y picor más o menos intenso.

Estas molestias se tratan de manera eficaz con plantas medicinales que son una alternativa a los antihistamínicos de síntesis, medicamentos que no están libres de efectos secundarios como la somnolencia.

4 infusiones para combatir la urticaria

"De tu enemigo con tu enemigo te defenderás", este principio es la base de las vacunas y también, en dosis muy diluidas, de la homeopatía. De igual modo sucede en fitoterapia con plantas tan comunes como la ortiga, cuyos pelos urticantes contienen histamina y, sin embargo, se indica para tratar el picor.

1. Ortiga

La ortiga (Urtica dioica) es rica en minerales (sílice, hierro, calcio…), en flavonoides y en ácidos orgánicos como el fórmico.

En uso externo resulta antiinflamatoria, analgésica, antihistamínica y cicatrizante. Alivia las urticarias, los granos provocados por el polen, por los ácaros o por picaduras de insectos.

Combínala con melisa, lavanda y manzanilla a partes iguales, prepara con la mezcla una infusión y "riega" con ella la zona afectada.

Se usa también el jugo de la planta fresca, que se aplica con un algodón.

2. Llantén menor

El llantén (Plantago lanceolata) es antiinflamatorio y elimina impurezas. Se recomienda para tratar ronchas, granos, dermatitis, conjuntivitis…

Se usan las sumidades aéreas de la planta. Es posible beber la infusión o bien humedecer un trapo y colocarlo sobre la zona afectada.

3. Caléndula

La caléndula (Calendula officinalis) por vía tópica es un gran cicatrizante, regenera los tejidos afectados por la reacción del sistema inmunitario.

La parte que se usa son los botones florales. Aplica la infusión de caléndula con lavados y compresas, o bien la pomada o el oleato.

4. Centella asiática

La centella asiatica o gotu kola (Centella asiatica) posee muchas indicaciones en la medicina tradicional de la India, y una de ellas es el tratamiento de la piel vulnerable.

En uso externo, la infusión de centella asiática mejora la circulación de la piel. También es útil en quemaduras y eccemas.

Se usan las sumidades aéreas, frescas o secas. Aplica sobre la zona afectada un paño empapado en la decocción.

Este artículo se ha elaborado con​ la asesoría de Josep Maria Teixé, herborista de El Manantial de Salud