Tenlas en casa

4 plantas medicinales para rescatarte de la gastroenteritis

Puedes confiar en la eficacia de las plantas para frenar las diarreas, los espasmos y el malestar general que provoca la gastroenteritis.

Jordi Cebrián

salicaria. La salicaria detiene la diarrea

1 / 4

La salicaria detiene la diarrea

La salicaria (Lythrum salicaria), una planta común en ambientes de ribera y herbazales húmedos, es una opción excelente cuando se padece una gastroenteritis.

Es rica en taninos, flavonoides y mucílagos con un alto poder astringente y antidiarreico. Muy útil para frenar las diarreas por cólicos e infecciones gastrointestinales.

Combínala en infusión con plantas como el malvavisco o el llantén para reducir el potencial irritante de sus taninos sobre las mucosas gástricas.

manzanilla. La manzanilla alivia el dolor

2 / 4

La manzanilla alivia el dolor

La manzanilla (Matricaria recutita) es una tisana clásica para sanar la inflamación gastrointestinal. Reduce la inflamación, alivia los espasmos gastrointestinales y evita los gases.

Puedes tomar hasta 4 tazas al día, mientras duren los síntomas, de la infusión de las sumidades floridas.

rabo-de-gato. El rabo de gato combate la inflamación del estómago

3 / 4

El rabo de gato combate la inflamación del estómago

Una planta muy apreciada para tratar los trastornos digestivos es el rabo de gato (Sideritis tragoriganum), abundante en Levante. Posee el aliciente de su sabor, muy agradable.

Es antibacteriana y alivia la enterocolitis, la inflamación del estómago y los espasmos gastrointestinales.

Puedes tomar tres tazas al día, después de las comidas, de la infusión de las flores.

También puedes tomarla en tintura o el extracto líquido.

menta. La menta ayuda al hígado

4 / 4

La menta ayuda al hígado

La menta (Mentha x piperita), además de mejorar las náuseas y los vómitos, ayuda a restaurar la función hepática tras una intoxicación.

Esta planta que puedes cultivar en casa para disfrutar de las hojas frescas posee propiedades antisépticas y digestivas. Mejora las gastroenteritis que cursan con vómitos y jaquecas.

Prepara una infusión con las hojas y toma tres tazas diarias. También puedes recurrir a la tintura o al aceite esencial.

Tratar las infecciones víricas digestivas con fitoterapia

Si de pronto sientes malestar, pierdes el apetito, tienes náuseas y sufres un episodio de diarrea, probablemente estés desarrollando una gastroenteritis, lo que coloquialmente se conoce como una "gripe intestinal", causadas por un virus, generalmente un norovirus.

Se trata de una infección, en general de poca intensidad, que se desarrolla y se propaga rápidamente por el estómago y el intestino. Los virus suelen ser los responsables, pero síntomas similares pueden ser desencadenados por alimentos y bebidas en mal estado o contaminados, ciertos fármacos o una reacción alérgica.

Para prevenir es importante lavarse las manos al manipular comida, refrigerar los alimentos frescos –sobre todo si hace calor–, evitar los caducados y consumir con prudencia en puestos de comida ambulantes. Pero una vez tienes la gastroenteritis, la fitoterapia puede ser de gran ayuda para aliviar los síntomas.

Un buen consejo es contar en casa con estas cuatro plantas con propiedades astringentes, que frenen la diarrea, antisépticas, antiinflamatorias y que ayudan a contener el vómito.

Este artículo se ha elaborado con la asesoría de Josep Maria Teixé, herborista de El Manantial de Salud.

Artículos relacionados

suscribete Abril 2018

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Cuerpomente?