Asana cuadrada

En equilibrio

La mejor asana para empezar a meditar

Observa paso a paso cómo se logra con esta posición yóguica la calma total y la relajación profunda. Sentirás el fluir presente

Or Haleluiya

La postura del loto es una asana de yoga muy unida a la meditación. Facilita un estado psicocorporal que se puede llamar de conciencia plena, en el cual somos conscientes de las vivencias tanto internas como externas concentrándonos y fluyendo en el momento presente, sin hacer juicios de valor.

Se ha demostrado que la práctica frecuente de la consciencia plena no solo aumenta el nivel de concentración, mejora la memoria y otorga una sensación de relajación, sino que incluso mejora la respuesta inmunitaria del organismo. Pero el beneficio es que nos hace más pacientes y compasivos.

La asana del loto (del sánscrito Padmasana) es una postura avanzada, ya que requiere una flexibilidad considerable en la musculatura de la cadera y un calentamiento previo.

1. Siéntate sobre un cojín firme

Ya que al elevar la pelvis es más fácil bascularla hacia delante y mantener la curvatura lumbar.

2. Rota la cadera exteriormente

Haz esta rotaciónal máximo y coloca el pie sobre el muslo opuesto. Si la rodilla no llega al suelo, apóyala en un cojín. No torsiones la rodilla para no lesionarla. Repite con el otro pie.

3. Respira profundamente

Con la inhalación se puede repetir interiormente: "sé que estoy inhalando", y con la exhalación, "sé que estoy exhalando". Estas frases calman y facilitan la percepción interior.

Artículos relacionados