Desarrolla la amabilidad

La asana que te abre a la compasión

Ponerse en la piel del otro nos recuerda que todos estamos conectados

Or Haleluiya, profesora de yoga terapéutico

Cuando se entiende que el planeta es un ecosistema en el que todo está conectado, uno de los primeros deseos que surge es el de cuidar. Así es la compasión: la capacidad de sentir el sufrimiento de los demás y querer aliviarlo. El monje budista Thich Nhat Hanh lo contaba así: cuando nuestra mano derecha siente dolor, la izquierda siempre le ayuda, y no le dice «el problema es tuyo».

Vivimos juntos en un único ecosistema, que es como un cuerpo, y la compasión es una llave. Abre la puerta del corazón y nos muestra no solo el dolor del otro sino también su poder, además de los recursos de que disponemos entre todos para ofrecer alivio.

¿A quién podrías entender mejor hoy mismo y ofrecer tu mano?

A veces uno puede sentir amor, por ejemplo hacia un familiar, pero seguir siendo poco amable con esa persona. ¿Qué sentido tiene el amor si no viene acompañado de amabilidad, de empatía, de la capacidad de entender la situación del otro y el deseo de ayudar?

La compasión nos potencia y nos despierta a la verdad más elevada: la consciencia de que compartimos un mismo cuerpo. También nos llena de satisfacción, tanto a la hora de sentir y de ofrecerla como al recibirla.

Practica la amabilidad

Este ejercicio potencia la apertura y la elegancia como vías para desarrollar la amabilidad. Por ejemplo, regalar una sonrisa sin esperar nada a cambio.

1. Cómo colocarte

Abre la cadera izquierda hacia atrás, dobla la rodilla y eleva el pie. Sostenlo con el antebrazo por la cara interna de la planta.

2. Estira y sonríe

Una vez en la postura, mete ligeramente los abdominales, alarga la columna, eleva el brazo y mira atrás con una sonrisa. Si notas molestias en la zona lumbar, puedes dejar la cadera y la rodilla extendidas, y mirar al frente.

3. Disfruta

La compasión y la amabilidad son gratificantes. Ser amable con uno mismo y con los demás nos conecta con la existencia entera.

Artículos relacionados