Respiración alterna

Maravillarse

Respiración alterna para disfrutar del silencio y del momento

La vida está llena de pequeños milagros: pensar, imaginar, sentir... Prestarles la atención que merecen nos realinea física y psíquicamente.

Or Haleluiya

Maravillarse da placer produce una expansión interna, una emoción profunda de gratitud, respeto y apreciación. Por eso suele acompañarse de una postura física más alineada.

Cuando nos sale naturalmente un "¡Oh!", la columna se alarga e inhalamos profundamente como si quisiéramos absorber el momento. Incluso nos llevamos las manos al corazón.

A menudo creemos que para maravillarnos necesitamos estar ante un paisaje espléndido, abrazar a un bebé u otra experiencia extraordinaria que nos deje sin palabra y humedezca los ojos. Olvidamos que una mera respiración ya es un milagro.

Mover, pensar, imaginar, sentir, cantar y actividades que se podrían considerar ordinarias son una maravilla, porque nos otorgan libertad: de expresión, de movimiento, de crecimiento.

Para apreciar las bellezas y las bendiciones que permiten que la vida florezca no hace falta nada especial, simplemente hacer una respiración consciente y acordarse de ellas.

Apreciar y maravillarse son claves para nuestra salud. Nos permiten ver con nitidez la magia en la vida.

Respiración alterna, disfrutar de lo sencillo

Esta respiración alterna o anuloma viloma enseña a disfrutar del silencio y de la propia respiración, a darse cuenta del placer de poder respirar libremente y agradecer que la vida respira a través de nuestro cuerpo.

1. Cómo colocar los dedos

Siéntate sobre el suelo o una silla con la columna erguida.

Con el pulgar derecho tapa la fosa nasal derecha; con el meñique y el anular, la izquierda. Índice y corazón se pliegan hacia dentro.

2. El flujo del aire y los tiempos

Empieza tapando la fosa nasal derecha y expulsa todo el aire por la izquierda.

Inhala por la izquierda tres segundos, abre la fosa derecha, tapa la izquierda y exhala por la derecha seis segundos.

Inhala por la derecha tres segundos, abre la fosa izquierda, tapa la derecha y exhala por la izquierda seis segundos.

Haz durar la exhalación el doble que la inhalación: relaja y ayuda a centrarse.

Repite hasta completar tres rondas.

Etiquetas:  Or Haleluiya Asanas

Artículos relacionados

suscribete Abril 2018

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Cuerpomente?