Torsión para tonificar los abdominales

Hazlo por tu espalda

Torsión fácil para fortalecer los abdominales

No se trata de una necesidad estética, sino vital: los músculos abdominales protegen las lumbares y aportan equilibrio y estabilidad.

Or Haleluiya

La zona abdominal es probablemente la más cargada de expectativas estéticas, la que más sufre prejuicios, culpabilidad y vergüenza.

Parece, además, que solemos valorar o criticar la zona abdominal según un único ideal estético demasiado rígido: el famoso "6 pack". Un criterio demasiado rígido porque no tiene en cuenta la edad, la constitución, los partos ni otros factores naturales, y que a menudo afecta a la manera en que uno percibe y vive en su cuerpo.

Tonifica y suaviza tus abdominales

Ejercicio consciente

Tonifica y suaviza tus abdominales

No se trata de intentar moldear y controlar los músculos de esta zona con tal de alcanzar un ideal rígido y poco realista, sino de crear estabilidad y equilibrio a través de una comunicación viva.

Muchos de nosotros, al pensar en los abdominales, pensamos solo en la parte frontal del tronco, pero los músculos abdominales (con excepción de los rectos abdominales) se conectan en un tendón de la espalda baja que se inserta en las vértebras lumbares.

Así pues, los abdominales cubren más cuerpo del que uno en principio imagina, ya que llegan hasta las lumbares. Por esta razón se considera que los abdominales favorecen la estabilidad lumbar.

Tonificar los abdominales con una sencilla torsión

Para tonificar los abdominales no es obligatorio hacer flexiones de la columna con mucho esfuerzo. También se puede hacer con torsiones.

1. Postura flexible

Apoya un palo en la zona lumbar y los antebrazos sobre el palo.

Deja las piernas flexibles para que puedan acompañar el movimiento de la pelvis.

2. Gira y mantén el vientre activo

Gira la columna a un lado y mantén una torsión cómoda durante unos segundos o un par de respiraciones.

Mantén la barriga ligeramente hacia dentro durante toda la torsión: esto tonificará aún más los abdominales.

4. No olvides reír

Ni en esta práctica ni después, no olvides reír.

El mejor ejercicio abdominal es... ¡una buena risa!

Etiquetas:  Or Haleluiya Asanas Dolor

Artículos relacionados

suscribete Abril 2018

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Cuerpomente?