Tóxicos en la dieta

Las bebidas con alcohol son cancerígenas para algunas personas

Las personas que portan los genes de intolerancia al alcohol no suelen beber demasiado, pero si lo hacen, su riesgo de desarrollar ciertos tipos de cáncer aumenta.

claudicabncm
Claudina Navarro Walter

Fisioterapeuta y periodista

Según un estudio genético recientemente publicado, el consumo de alcohol provoca directamente varios tipos de cáncer. Los investigadores detrás de los hallazgos informan de que este vínculo directo entre el consumo de alcohol y el cáncer se mantiene constante independientemente de los ajustes en la dieta, el tabaquismo, un estilo de vida sedentario u otros factores que se sabe que contribuyen al riesgo de cáncer.

Existe un vínculo directo entre el alcohol y el cáncer

Numerosos estudios han demostrado una correlación entre el consumo de alcohol y ciertos tipos de cáncer (de cerebro, cuello, hígado, colon y esófago). Sin embargo, investigaciones previas no pudieron descartar por completo otras causas que pudieran contribuir al incremento de riesgo como fumar, llevar una dieta deficiente o un estilo de vida inactivo.

Artículo relacionado

Ahora un equipo formado por investigadores de la Universidad de Oxford, la Universidad de Pekín y la Academia China de Ciencias Médicas han conseguido aislar el efecto del alcohol de otros cofactores relacionados con el estilo de vida mediante un estudio genético.

Dos enzimas relacionadas con la intolerancia al alcohol

Para realizar su estudio, se recogieron muestras genéticas de 150.000 participantes chinos, 60.000 de los cuales eran hombres y 90.000 mujeres. Cada muestra se analizó la presencia de un par de alelos (cada una de las formas en que se puede presentar un gen) llamados ALDH2 (gen de la acetaldehído deshidrogenasa) y ADH1B (gen de la alcohol deshidrogenasa 1B), que causan problemas para metabolizar el alcohol.

Artículo relacionado

Según los autores, "estas mutaciones interfieren con la acción de las enzimas involucradas en la desintoxicación del alcohol, lo que hace que el compuesto tóxico acetaldehído, un carcinógeno del Grupo I, se acumule en la sangre".

Se pidió a todos los participantes que completaran un cuestionario sobre su consumo de alcohol, incluidas las mujeres, que según el estudio rara vez beben en China (aproximadamente el 2%). Luego, los investigadores realizaron un seguimiento de esos mismos pacientes durante un promedio de 11 años, utilizando informes de seguros y datos del registro de defunciones. Durante ese período, aproximadamente 4.500 participantes (7,4%) contrajeron cáncer.

Las personas con intolerancia y que no beben tienen menos riesgo de cáncer

“En general, los hombres que portaban dos copias del alelo de tolerabilidad baja al alcohol para ALDH2 bebían muy poco alcohol”, señala el comunicado de prensa, “y tenían un riesgo un 14% menor de desarrollar cualquier tipo de cáncer y un riesgo 31% menor de desarrollar cánceres que se han relacionado previamente con el alcohol”.

El estudio corrigió otros factores de riesgo, aislando el consumo de alcohol de otras influencias del estilo de vida, lo que llevó a la novedosa conclusión del estudio. “Estos hallazgos indican que el alcohol causa directamente varios tipos de cáncer”, afirma la investigadora principal, la doctora Pek Kei Im, de la Universidad de Oxford.

Artículo relacionado

Los hombres que portaban al menos un alelo para la intolerancia al alcohol, pero que bebían de todos modos, tenían más probabilidades de contraer cáncer que cualquier otro grupo, lo que sugiere que la acumulación de acetaldehído en estas personas puede aumentar directamente su riesgo de cáncer.

Con sus resultados publicados en International Journal of Cancer, los autores de los hallazgos sienten que su trabajo es importante para países en rápido desarrollo como China, donde los investigadores están viendo un aumento general en el consumo de alcohol.

"Nuestro estudio refuerza la necesidad de reducir los niveles de consumo de alcohol en la población para la prevención del cáncer, especialmente en China, donde el consumo está aumentando a pesar de la baja tolerancia al alcohol de un gran subconjunto de la población", asegura la doctora Iona Millwood, de la Universidad de Oxford.

Artículo relacionado

Diferencias entre poblaciones

La presencia de los alelos ALDH2 y ADH1B es muy diferente en las poblaciones. Mientras que en Asia se hallan en el 21 y el 62% de las personas respectivamente, en Europa en encuentran en el 0,01 y el 4%.

Referencias científicas:

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?