Malos hábitos

El 70% de los adolescentes consumen las peligrosas "bebidas energéticas"

Claudina Navarro

Y no solo los adolescentes. El 16% de los niños mayores de 3 años también las toman. El exceso en su consumo se relaciona con obesidad, diabetes, problemas cardiovasculares y riesgo de muerte.

Siete de cada diez adolescentes –de 10 a 18 años– consumen bebidas energéticas, cargadas de cafeína, azúcar y aditivos sintéticos, según la agencia europea de seguridad alimentaria (EFSA). Esta combinación de ingredientes no es recomendable para nadie y menos para un adolescente.

El elevado contenido de azúcar de estas bebidas favorece la obesidad y la diabetes, entre otros problemas. La cafeína –una lata puede contener el doble que un café expreso junto con 12 cucharaditas de azúcar– no es adecuada para niños y jóvenes. Induce nerviosismo, insomnio e hiperactividad, e incluso puede provocar hipertensión y taquicardias en personas sensibles. También puede propiciar el consumo excesivo de alcohol, debido que proporciona sensación de resistencia a sus efectos.

Artículo relacionado

niños beben agua

Haz que el agua sea una bebida atractiva para tus hijos

Las bebidas azucaradas se relacionan con muerte prematura

Por otra parte, un estudio reciente, publicado en JAMA Internal Medicine, concluye que las bebidas azucaradas, incluidas las que recurren a los edulcorantes, se relacionan con fallecimiento prematuro. En concreto, dos vasos diarios (500 ml) aumentan un 17% el riesgo de morir.

Pero los fabricantes de bebidas energéticas no reconocen el problema. En la web de la patronal española Asociacion de Bebidas Refrescantes (Anfabra) se afirma que estos productos se dirigen a la "población adulta como bebida funcional por su combinación de ingredientes entre los que se incluyen cafeína, taurina o vitaminas".

La verdad es que de cada 10 latas, 7 son bebidas por adolescentes. Y este consumo no es un accidente, sino algo conseguido a través de la publicidad que las relaciona con la diversión y el deporte. Y no solo las acaban consumiendo los adolescentes, sino también los niños: el 16% de los que tienen entre 3 y 10 años, según la EFSA.

Artículo relacionado

Superar la adicción a la cafeína

¿Adicto a la cafeína? Desengánchate naturalmente

Las bebidas energéticas no son recomendables para los deportistas

La relación entre estas bebidas y deporte es especialmente arriesgada. En las competiciones de fútbol en las categorías cadetes y juveniles no es extraño que los jugadores tomen estas bebidas antes de los partidos. No saben que combinar exceso de cafeína y ejercicio físico intenso es peligroso, según Joao Breda, responsable del programa para Nutrición, Actividad Física y Obesidad de la oficina europea de la OMS.

Un estudio realizado en 2015, dirigido por el doctor Fabián Sanchis-Gomar y publicado en el Canadian Journal of Cardiology, aseguraba que el consumo de bebidas energéticas en adolescentes se asociaba con un mayor riesgo de muerte súbita.

En España no se ha tomado ninguna medida restrictiva contra estas bebidas. En el Congreso de los Diputados se presentaron dos iniciativas para restringirlas pero no han llegado a debatirse.

En el Reino Unido, cadenas de supermercados como Asda, Aldi y Sainsbury’s han decidido no venderlas a los menores de 16 años. La ex primera ministra Theresa May llegó a declarar que se estaban planteando la prohibición para los menores de 18 años.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?