Un superalimento

Cacahuetes: vitamina B3 contra el estrés

Pilar Senpau

Añadir unos cuantos cacahuetes a nuestra dieta diaria nos proporcionará una buena dosis de vitamina B3, con la que podremos hacer frenta a nuestras obligaciones con más serenidad.

El estrés consume gran cantidad de vitaminas y minerales, dejando sin provisiones otros rincones de nuestro cuerpo. Uno de los nutrientes que más ayuda a la mente en épocas de estrés es la vitamina B3, ya que desempeña un papel fundamental en la producción de energía en el interior de la célula.

Si nuestro organismo no recibe suficiente vitamina B3 a través de los alimentos que ingerimos, buscará la manera de obtenerla a partir de un aminoácido llamado triptófano. Uno de los alimentos ricos en vitamina B3 más fáciles y rápidos de tomar son los cacahuetes: 30 cacahuetes nos aportan 6,5 mg de esta vitamina.

Combatir el estrés tomando vitamina B3

La suma de obligaciones cotidianas puede hacer que, en el momento más inesperado, traspasemos la fina línea que separa el estrés positivo, el que nos permite adaptarnos a nuestras circunstancias externas (eustrés), del estrés negativo (distrés). Es entonces cuando aparecen síntomas que delatan el exceso de equipaje con el que hemos cargado nuestras neuronas: cansancio, apatía y tristeza.

No siempre podemos escapar de nuestras responsabilidades, pues suelen incluir a quienes amamos. Pero lo que sí podemos hacer es reconocer los avisos del cuerpo y poner remedio al devastador paso de la vida a través de la delicada trama de nuestra salud.

Si además sentimos debilidad, irritabilidad, dificultades para concentrarnos, molestias en el estómago y el intestino, insomnio y cambios en el estado de ánimo, es probable que estemos sufriendo una carencia de vitamina B3.

La carencia de 1 mg de vitamina B3 equivale a 60mg de triptófano, un aminoácido esencial para mantener el buen humor.

Convertir triptófano en vitamina B3 puede parecer una buena solución pero en realidad no lo es. Este proceso se hace en detrimento de nuestro equilibrio interior, ya que una de las funciones del triptófano es la síntesis de la serotonina, uno de los neurotransmisores responsables de la sensación de bienestar, de equilibrio y serenidad; de tranquilidad, al fin y al cabo.

Así pues, es importante que en nuestra dieta diaria no falten alimentos con alto contenido en vitamina B3, como por ejemplo los cacahuetes.

Artículo relacionado

depresion-dieta

La depresión y la ansiedad también se tratan con la dieta

Tener siempre a mano un buen puñado de cacahuetes es una manera de asegurarnos de que nuestra tranquilidad no se agotará porque ha tenido que transformarse en vitamina B3. La soja, las almendras o las sardinas en aceite también son ricas en este nutriente.

Las mujeres necesitamos entre 13 y 15 mg de B3 al cabo del día de esta vitamina (es la cantidad diaria recomenada), en función de las calorías de la dieta. Los hombres, entre 15 y 20 mg, también según la cantidad de calorías de su dieta.

Todos somos especialmente susceptibles de sufrir carencias de esta vitamina en periodos de estrés.

También necesitan esta vitamina quienes ingieren mucho alcohol, o las personas que beben mucho café o té y quienes toman bebidas dulces. Además, la vitamina B3 favorece la producción de energía en las células y también actúa como vasodilatador, por lo que ayuda a disminuir la presión arterial.

Artículo relacionado

cansancio sin fuerzas

¿A tu cuerpo le fallan las fuerzas? 5 causas posibles

Otras formas de añadir cacahuetes a tu dieta

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?