Cocina natural y sana

"Clean baking": la manera de hacer repostería saludable

Claudina Navarro, periodista especializada en ecología y salud

Con los criterios del "clean baking" puedes preparar pasteles, galletas y otros productos horneados de una manera saludable, nutritiva y sabrosa. Te mostraremos exactamente cómo funciona.

El término "clean baking" (horneado limpio) se deriva del "clean eating", alimentación limpia", cuyo objetivo es prescindir de los productos ultraprocesados ​​industrialmente, seleccionar los ingredientes naturales saludables y evitar la formación de compuestos tóxicos durante el proceso de cocción y preparación.

Los pasteles, magdalenas o galletas no parecen encajar en la alimentación limpia, pues suelen estar cargados de las peores grasas, azúcares añadidos, harinas refinadas y un buen número de aditivos. Sin embargo, los métodos del horneado limpio muestran que hay otra forma de hacer las cosas al reemplazar los alimentos altamente procesados ​​y bajos en nutrientes con alternativas saludables. En consecuencia, el clean baking enseña a utilizar:

  • Harina de trigo integral, avena o harina de frutos secos en lugar de harina blanca:
  • Aceites vegetales saludables de primera presión en frío, mantequillas de frutos secos o aguacete en lugar de mantequilla o aceites vegetales refinados o hidrogenados.
  • Frutas frescas y desecadas y miel en lugar de azúcar.
  • Cacao en polvo puro 100%, semillas de cacao o chocolate negro en lugar de chocolate con leche

Artículo relacionado

Biz-19

Cómo hacer bizcochos sin azúcar, sin leche o sin alérgenos: el mejor curso online

Horneado limpio: estos son los beneficios

Al hacer pasteles y otros productos horneados de acuerdo con los principios del horneado limpio, elaborarás productos más saludables. Estos tienen una serie de beneficios para la salud sobre sus parientes convencionales:

  • Contienen menos azúcar. La media de la población consume un exceso de azúcares añadidos (todos lo que no forman parte del alimento natural entero) que favorecen alteraciones metabólicas como la resistencia a la insulina, sobrepeso y obesidad, diabetes, caries y enfermedades inflamatorias y cardiovasculares.
  • Además, el azúcar blanco no contiene micronutrientes. Al reemplazarlo por frutas y frutos secos, se consiguen buenas dosis de vitaminas, minerales y fibra, esencial para disfrutar de una microbiota intestinal sana.
  • Los pasteles limpios para hornear están hechos principalmente de harina integral o de frutos secos. Como resultado, tienen un contenido de fibra significativamente más alto que los productos horneados normales. Esto significa que con una ración pequeña te sentirás satisfecho durante más tiempo.
  • Los pasteles y tartas a menudo contienen mucha mantequilla y crema y, por lo tanto, son ricos en ácidos grasos saturados. En cambio la repotería de clean baking aportan ácidos grasos insaturados beneficiosos para la salud.

Artículo relacionado

Bizcochitos de té matcha

5 delicias irresistibles de la repostería vegana

Sin gluten, vegano y sostenible

No todas las recetas de horneado limpio son necesariamente veganas o sin gluten. Por ejemplo, algunas contienen harina integral o de espelta, que contienen gluten. Los huevos, el queso fresco tipo quark y otros productos de origen animal como la miel pueden formar parte de un horneado limpio. La selección de ingredientes es la que hace que una receta de horneado limpia sea vegana o sin gluten. Además puede adaptarse a las intolerancias, alergias y gustos personales.

También puedes optimizar muchas recetas de horneado limpio incorporando criterios ecológicos. Esto quiere decir que se pueden utilizar con preferencia productos de producción ecológica certificada y de cercanía. Los productos de origen lejano, si es posible, elígelos de comercio justo.

Artículo relacionado

Reposteria saludable

¡Que no te amargue un dulce! 7 sustituciones reposteras saludables

Pastel de chocolate clean baking

Ingredientes:

  • 50 g de copos de avena
  • 80 g de chocolate negro
  • 300 g de alubias rojas cocidas
  • 1 cucharada de leche de avena
  • 15 g de cacao en polvo puro
  • 1 pizca de sal
  • 80 g de sirope de manzana, sirope de arce, miel o sirope de arroz
  • 40 g de margarina vegana sin hidrogenar
  • 0.5 cucharaditas de levadura en polvo

Preparación

  1. Muele la avena en un procesador de alimentos hasta obtener una harina fina.
  2. Pica el chocolate y derrítelo al baño maría.
  3. Enjuaga bien las alubias en un colador y transfiéralas a un cuenco junto con la leche de avena. Hazlos puré con la batidora de brazo hasta obtener una pasta cremosa.
  4. Agrega lentamente el chocolate derretido mientras revuelves. Sigue revolviendo hasta que los ingredientes se combinen. La mejor forma de hacerlo es utilizar una batidora de mano.
  5. Añade el cacao en polvo, la sal, el endulzante líquido de tu elección, la margarina y la levadura en polvo y revuelve la mezcla hasta obtener una masa homogénea. Si la masa queda muy espesa puedes añadir un poco más de leche de avena.
  6. Engrasa un molde desmontable de 20 centímetros de diámetro con un poco de margarina.
  7. Llena el molde con la masa y hornea el pastel a 175 grados (temperatura superior / inferior) durante 15-20 minutos. Luego déjalo enfriar. Este pastel de chocolate sabe mejor cuando lo dejas reposar una noche después de horneado. Al servirlo puedes espolvorearlo con un poco de cacao en polvo y decorarlo con frutos rojos o nibs cacao.

Si te ha interesado este artículo...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?