alimentos hormonas

Alimentación terapéutica

3 alimentos para equilibrar las hormonas (femeninas y masculinas)

El brócoli, la soja y las nuces producen un efecto positivo, regulador, sobre el sistema endocrino. Te ayudan a tratar los síntomas de alteración hormonal.

Claudina Navarro

Las mujeres suelen lidiar a lo largo de su vida con los desequilibrios hormonales, como los que provocan el síndrome premenstrual o los síntomas relacionados con la menopausia.

Determinados alimentos ayudan a que las hormonas femeninas descarriadas vuelvan al redil. Y también sientan bien a los hombres, aunque estos no sean tan conscientes de sus idas y venidas endocrinas.

1. El brócoli te sube la testosterona

Los floretes de brócoli poseen un inmenso contenido en nutrientes con unas calorías muy bajas.

En rico en hierro, calcio, zinc y vitaminas del grupo B, pero en relación con las hormonas nos interesa su contenido en potasio, que ayuda a bajar los niveles de estrógeno y además sube el nivel de testosterona. Esto resulta positivo para la potencia y la libido de mujeres y hombres.

Los antioxidantes que contiene pueden frenar un acné hormonodependiente. Y su fibra frena el exceso de apetito que muchas mujeres experimentan antes de la menstruación.

2. Soja, rica en fitoestrógenos reguladores

Antes de la menstruación, muchas mujeres sienten molestias digestivas, como estreñimiento, náuseas o diarrea. En este momento es buena idea echar mano de la soja.

El tofu y el edamame (las vainas tiernas) son especialmente recomendables por su contenido en fibra. Pero las propiedades hormonales de la soja se deben a los fitoestrógenos (estrógenos naturales vegetales) que se comportan como reguladores: completan los estrógenos de la mujer si estos son insuficientes y cuando son excesivos, reducen su acción.

Los ácidos grasos instaurados y las vitaminas del grupo B redondean el efecto saludable de la soja.

3. Las nueces aportan melatonina

Las nueces son pequeñas, pero muy potentes. Combaten el estrés que suele acompañar el síndrome premenstrual, reducen el colesterol malo LDL y disminuyen la tensión arterial.

Además las nueces disminuyen el apetito y son perfectas como snack (en pequeñas cantidades) para salvaguardarse de los ataques de gula típicos del síndrome premenstrual.

Contienen una pequeña dosis de melatonina, la hormona del sueño, que ayuda a conciliar el sueño en noches inquietas. Por tanto, son perfectas para todas aquellas mujeres que durante su periodo tienen dificultades para experimentar un sueño reparador.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Cuerpomente?