Ángela López
Dra. Ángela López Sainz

Entrevista a Ángela López Sainz

"La dieta vegetal es buena para el corazón"

La investigadora y cardióloga Ángela López Sainz nos habla de la mejor dieta para la salud cardiovascular y de cómo es posible que un productor de charcutería patrocine la Fundación Española del Corazón, entre otras cosas.

Paula González

Es el año del veganismo, sin duda alguna. La revista The Economist lo calificó en enero de tendencia al alza para este 2019 y una de las campañas con más éxito de Europa, Veganuary, lo confirmaba a principios de abril: más de un cuarto de millón de personas se han sumado al reto de comer vegano durante el mes de enero.

La mayoría, el 46%, lo hizo por razones de salud, así que entrevistamos a la investigadora y doctora Ángela López Sainz, Médica Adjunta en la Unidad de Imagen del servicio de cardiología del Hospital Universitario Vall d’Hebron Barcelona.

Ángela López: "La dieta vegetal puede revertir ciertas enfermedades cardiovasculares"

¿Hace cuánto tiempo es vegana y por qué, Ángela?
Vegana desde hace menos tiempo, pero vegetariana desde hace ya 5 años. Además llevo sin comer apenas carne desde hace casi 10 años.

¿En qué está centrando sus estudios e investigación ahora mismo?
He estudiado medicina especializándome en cardiología. Mi background es principalmente clínico e investigador, por lo que mi día a día consiste principalmente en el cuidado y manejo de los pacientes que sufren enfermedades del corazón, tanto de origen genético como aquellas provocadas principalmente por un estilo de vida perjudicial.

¿Está una dieta vegetal relacionada con una mejor salud cardiovascular? ¿Qué sabemos hasta el momento?
Sin ninguna duda. Una dieta vegetal es per se baja en grasas saturadas y rica en vitaminas y antioxidantes. De hecho, tanto la Organización Mundial de la Salud (OMS) como la Fundación Mundial para la Investigación del Cáncer la recomiendan con el fin de prevenir tanto las enfermedades cardiovasculares, como el cáncer o la diabetes. Ambas organizaciones subrayan la necesidad de fundamentar la dieta en vegetales y limitar, en especial, el consumo de carne roja.

A lo largo de los últimos 5 años no han dejado de publicarse artículos científicos que evidencian los beneficios de una dieta vegetal. Doctores como Dean Ornish y Caldwell Esselstyn probaron con sus estudios que seguir una alimentación vegetal baja en grasas saturadas, rica en carbohidratos complejos y proteína básicamente de origen vegetal, y cambiando algunos hábitos en el estilo de vida (mover el cuerpo un mínimo de 30 minutos al día), puede incluso revertir la progresión de ciertas enfermedades cardiovasculares

¿Cuáles, por ejemplo?
Me refiero concretamente a todas aquellas secundarias a la enfermedad ateroesclerótica, como son los infartos de miocardio y la progresión del daño a un estado de insuficiencia cardiaca, que implica un ingreso tras otro y una polimedicación.

¿En qué podríamos seguir ampliando estudios para ver la relación entre una dieta vegana y una buena salud cardiovascular?
Hasta ahora la mayoría de los estudios clínicos publicados han estado encaminados a la valoración de los beneficios de una dieta basada en plantas, como término global. La verdad es que la evidencia es muchísimo menor para lo que es una dieta estrictamente vegana. Así pues, creo que es necesario validarlo de manera científica. Sobre todo en el momento actual en el que han salido a la luz muchos comentarios de “influencers” importantes declarando que dejan el veganismo por cuestiones de salud.

¿Es lógico que Campofrío patrocine la Fundación Española del Corazón?

Asociaciones como la Fundación Española del Corazón están patrocinadas por empresas de ultraprocesados cárnicos como Campofrío, ¿qué opinión tiene de esto?
Obviamente no defiendo esta postura, ya que creo que provoca una pérdida de la credibilidad de los mensajes que damos en nuestras consultas. Entiendo que en el momento en el que vivimos de crisis económica, toda esta clase de fundaciones busquen algún tipo de subvención procedente de empresas externas, pero la elección de las mismas debería estar más vigilado.

A menudo se queja de que hay menús en los hospitales que son de mala calidad para los enfermos, ¿qué puede ser un menú típico y cómo podríamos mejorarlo?
Términos como “sanidad desnutrida” están actualmente en boca de todos los especialistas. Imágenes en la televisión y las redes sociales muestran que los menús que se les dan a los pacientes ingresados dejan mucho que desear. Y no hablamos de “estética”, si no que muchas veces en las plantas de hospitalización vemos cómo el menú deja mucho que desear en términos de calidad nutricional. En mi opinión, productos como los procesados o las carnes rojas, altas en grasas saturadas, deberían de estar prohibidos. Mantequillas, mermeladas con alto contenido en azúcar, zumos de brick, bollería o embutidos también deberían desaparecer de las bandejas de los pacientes. ¿Cómo deberían ser? E simple: más fruta, más verdura y más legumbres.

"En las plantas de hospitalización vemos cómo el menú deja mucho que desear en términos de calidad nutricional"

Las claves de la salud cardiovascular

¿Cómo podemos mantener una buena salud cardiovascular? ¿Cuáles son las claves?
Con tan solo incrementar el consumo de frutas y verduras aumentamos las posibilidades. Por el contrario, el consumo de carne y otros alimentos de origen animal han demostrado que, posiblemente debido a su elevado contenido en grasas saturadas, promueven el desarrollo de la placa de colesterol en los vasos sanguíneos. Además, este tipo de alimentos, incrementa la exposición a antibióticos, mercurio y otros metales pesados y xenoestrógenos en el pescado y sustancias carcinogénicas en la carne que se forman cuando se cocina a altas temperaturas.

¿Cuáles son las principales enfermedades cardiovasculares en población española?
Según los últimos registros, las enfermedades cerebrovasculares en general, y en concreto la cardiopatía isquémica son las principales causas de muerte en nuestra población. Es muy raro encontrar a alguien que no conozca o incluso sea familiar de alguien que ha sufrido un infarto cardiaco.

Aunque se hablado mucho de las tasas bajas de enfermedades cardiovasculares y de cáncer entre los habitantes del mediterráneo, lo que realmente se quiere decir es que son menores que en otros países desarrollados como US. Sin embargo, las tasas de enfermedad cardiovascular del mediterráneo son significativamente más altas que las tasas de los chinos rurales o, por ejemplo, de los indígenas Tarahumara del Norte de México, los cuales siguen una nutrición casi exclusivamente basada en plantas.

"Las tasas más bajas de enfermedad cardiovascular se encuentran, por ejemplo, entre los Tarahumara, que siguen una nutrición casi exclusivamente basada en plantas".

¿Tienen sentido las recomendaciones a la población general en cuanto a salud cardiovascular?
El énfasis en los factores de riesgo por parte de nuestra profesión es una concesión sobreentendida. Y esto que suena tan técnico, es eso que estamos tan hartos de escuchar: evitar el tabaco y la vida sedentaria, y seguir sobre todo una dieta "saludable". Se trata de recomendaciones muy generales que se han de adecuar obviamente a cada paciente concreto y cada patología. Pero lo que está claro es que nunca oíremos de la boca de un especialista en cardiología que necesitamos aumentar la ingesta de carne roja o de productos procesados.

¿Cómo podemos ser más responsables a la hora de difundir un mensaje en población general? ¿Qué tipo de mensajes tenemos que evitar dar?
Estamos en la era de las nuevas tecnologías, en donde cualquier persona puede difundir una opinión sobre cualquier tema e influir sobre la opinión pública. Pero en lo que se refiere a la salud, creo que esto debería de estar más restringido. Médicos especialistas, nutricionistas o personas con una formación científica deberían de liderar las recomendaciones en lo que respecta a lo que es o no una dieta saludable y nutricionalmente completa.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Cuerpomente?