Dieta saludable

La grosella negra reduce los niveles de azúcar en sangre

Claudina Navarro

La baya contiene polifenoles que interactúan con los hidratos de carbono y las proteínas para que la subida de la glucosa en sangre sea menor y más lenta.

Las grosellas negras ayudan a regular los niveles de glucosa en la sangre. Investigadores de la Universidad de Finlandia Oriental y la Universidad de Ciencias Aplicadas de Sajonia han descubierto que una ración de 75 g de grosellas negras es capaz de reducir la concentración de azúcar en la sangre después de las comidas (pospandrial). Esta cantidad de grosellas es la mitad que estudios anteriores habían determinado como eficaz.

Los autores del estudio afirman que las grosellas negras aplanan y alargan el ascenso de la glucosa en sangre que tiene lugar después de las comidas. La clave está en el contenido en compuestos polifenólicos, sobre todo en antocinaninas, los pigmentos que dan a las grosellas su color morado.

Los polifenoles de la grosella aplanan la curva de la glucosa

Las antocianinas y el resto de polifenoles ralentizan la absorción de la glucosa en el intestino delgado al interactuar con las enzimas que digieren los hidratos de carbono y las proteínas transportadoras de glucosa. Además, los compuestos reducen el estrés oxidativo y la inflamación.

En estudios anteriores que ya habían demostrado el efecto positivo de las grosellas negras sobre el metabolismo de la glucosa posprandial, se había utilizado una ración de 150 g. Los investigadores finlandeses decidieron investigar si se podría conseguir un efecto similar con la mitad de grosellas, y el resultado ha sido positivo.

En el estudio, 26 participantes sanos consumieron cuatro productos de prueba diferentes en cuatro ocasiones distintas después de ayunar durante la noche. Los productos de prueba fueron agua azucarada (control), puré de grosella negra con azúcar añadido, un producto de grosella negra sobre una base de quinoa fermentada y la base de quinoa fermentada sin grosellas negras.

Se tomaron muestras de sangre para analizar los niveles de glucosa, insulina y ácidos grasos libres antes de las comidas en ayunas y 15, 30, 45, 60, 90, 120 y 180 minutos después de consumir los productos.

Artículo relacionado

Mermelada de moras sin azúcar

3 mermeladas caseras con azúcares naturales

En comparación con el agua con azúcar, ambos productos de grosella negra indujeron una respuesta glucémica posprandial atenuada, que se observó en una reducción máxima de glucosa e insulina, una caída retardada de los niveles de glucosa y un aumento retardado de los ácidos grasos libres.

“La ingestión del agua azucarada indujo una rápida y alta elevación inicial en las concentraciones de glucosa e insulina. Las concentraciones de glucosa disminuyeron rápidamente por debajo del nivel en ayunas y alcanzaron la concentración más baja (por debajo del nivel en ayunas) en una hora.

Estos efectos sobre las respuestas de glucosa e insulina fueron atenuados cuando se consumieron 75 g de grosella negra con la misma cantidad de azúcar. "La ingestión de grosellas negras produjo un perfil glucémico más beneficioso”, escribieron los investigadores.

Los investigadores esperan que los resultados del estudio puedan alentar a las personas a incorporar grosellas negras en sus dietas, pues reducen el riesgo de desarrollar obesidad y diabetes.

Artículo relacionado

Macedonia de piña

Macedonia de piña y grosellas

“Las grosellas negras son bayas muy ricas en nutrientes. Son una muy buena adición a una dieta sana y equilibrada", aseguran los investigadores finlandeses. Añaden que como las grosellas pueden tener un sabor demasiado agrio y amargo para el paladar de algunas personas, se les puede añadir algún endulzante, que incluso puede ser una cantidad moderada de azúcar, sin que la respuesta del organismo llegue a ser tan mala como si se consumiera solo azúcar.

La autora principal del estudio, la doctor Jenni Lappi, explica que las grosellas se pueden tomar junto con quinoa o cereales integrales ricos en fibra. Lappi investigará próximamente si los arándanos poseen propiedades similares en relación con los niveles de glucosa.

Referencia científica:

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?