Harinas sin gluten

Más variedad

9 harinas sin gluten muy poco conocidas

¡Atrévete con harinas sin gluten diferentes y libres de aditivos! No son de cereales, están hechas a partir de semillas, frutas, verduras, raices...

Ana Montes

Las harinas sin gluten más tradicionales se extraen de algunos cereales y legumbres. Suelen acompañarse de almidones y aditivos químicos, que suponen una amenaza para personas con patologías gastrointestinales.

La panadería vegana y gluten free propone elaborar masas sin gluten con harinas poco habituales, elaboradas a partir de verduras, frutas, semillas o raíces. Estas harinas son menos calóricas y están libres de aditivos.

9 harinas sin gluten con un origen sorprendente

Las nuevas harinas sin gluten abren un amplio abanico de posibilidades, aromas y sabores. Se trata de experimentar con ellas y darles una oportunidad en nuestra cocina.

1. Hueso de aguacate

Contiene compuestos que regulan el colesterol. Además es antiinflamatoria y antimicrobiana, según la Universidad de Pensilvania.

2. Tocosh

Se obtiene de la pulpa de patata fermentada. Es un antibiótico natural que no perjudica sino que beneficia a la flora y fortalece la inmunidad.

3. Semilla de mezquite o algarroba blanca

Es de sabor dulce y proporciona esponjosidad. Estabiliza la glucosa en sangre gracias a su fibra soluble de digestión lenta.

4. Pepita de uva

Abundante en fibra (58,3%), minerales como calcio, hierro y zinc, y proantocianidinas antioxidantes. Aporta a tus recetas un ligero sabor a nuez.

5. Plátano verde o macho

Posee propiedades adelgazantes y beneficios para el metabolismo. Mejora la tasa de glucosa y la integridad de la pared intestinal.

Suizo con churros de plátano

Ligeros y sin gluten

Suizo con churros de plátano

6. Ñame

Es muy rica en hidratos de carbono resistentes que benefician a la flora y se le atribuyen propiedades depurativas.

7. Berenjena

No tiene grasa y es muy rica en fibra y en potasio. En general es adecuada para dietas de adelgazamiento y para hipertensos.

8. Arrurruz

Con un 7% de proteína, procede del tubérculo del mismo nombre. Es de fácil digestión y añade ligereza y esponjosidad a las recetas.

9. Chufa

La chufa es un pequeño tubérculo dulce, rico en almidón resistente, minerales y vitaminas, famoso por ser el ingrediente principal de las horchatas. Su harina contiene enzimas que evitan las flatulencias.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Cuerpomente?