Complementos nutricionales

Levadura nutricional: más inmunidad y más sabor

Su sabor recuerda al parmesano, pero no solo es un ingrediente gastronómicamente atractivo sino que es un verdadero complemento nutricional por su contenido en vitaminas del grupo B, aminoácidos y minerales.

Martina Ferrer, dietista nutricionista
Martina Ferrer

Dietista nutricionista

La levadura nutricional es un superalimento por su riqueza en nutrientes. No hay que confundirla con la levadura de cerveza: se obtienen mediante procesos diferentes y su sabor también es diferente. Eso sí, el contenido, nutricional es similar en ambos productos.

La levadura de cerveza proviene de la fermentación de la cebada con el hongo Saccharomyces cerevisiae y tiene un sabor más amargo debido a la presencia de compuestos procedentes del lúpulo (aunque se puede eliminar y comercializar como levadura desamargada). Si no es una levadura ecológica puede contener sulfitos conservantes, que provocan reacciones alérgicas a algunas personas.

La levadura nutricional, en cambio, se produce con el mismo hongo a partir de melazas de caña o remolacha y su sabor recuerda a frutos secos y queso curado o parmesano. Para comercializarlas como suplemento ambas levaduras se inactivan, es decir, dejan de estar «vivas» y no pueden continuar fermentando.

El sabor de la levadura nutricional la hace atractiva para veganos, que la utilizan para cocinar y dar sabor a queso en algunas preparaciones como salsas, ensaladas, cremas, guarniciones, etc. Es rica en vitaminas, minerales y aminoácidos. Por esta razón beneficia al correcto funcionamiento del organismo y estimula el sistema inmunitario. Algunas de las levaduras nutricionales que hay en el mercado se han fortificado con vitamina B12, algo que resulta interesante para los veganos, pero no se considera una fuente suficiente de esta vitamina.

¿Cuál es el contenido nutricional de la levadura nutricional?

La levadura nutricional posee un alto contenido en vitaminas del grupo B (esenciales para el sistema nervioso y el metabolismo). Es rica en tiamina, riboflavina, niacina, vitamina B6 y folatos, y todas ellas forman un complejo que trabaja en sinergia y participa en la regulación del organismo, sobre todo del metabolismo y del sistema nervioso. Algunas vitaminas pueden añadirse en el proceso de fortificación. En la lista de ingredientes aparece las que contiene.

Contiene los nueve aminoácidos esenciales más seis de los no esenciales. El 70% de su composición nutricional es proteína, pero a diferencia de otros alimentos vegetales ricos en proteínas, no abunda en grasas ni en carbohidratos como las semillas, los frutos secos o las legumbres.

Contiene 14 minerales, y destacan el zinc, el cromo y el fósforo. El zinc es esencial para la fertilidad y el sistema inmunitario. El cromo potencia la acción de la insulina y ayuda a regular el azúcar en sangre. El fósforo en cambio, en cantidades elevadas, consume parte del calcio del organismo.

Artículo relacionado

Levadura de cerveza

Levadura de cerveza: qué es y cómo tomarla

4 dudas frecuentes sobre la levadura nutricional

1. ¿Cómo se produce la levadura nutricional?

Se fermenta la melaza de azúcar de caña o de remolacha con Saccharomyces cerevisiae durante 7 días, luego se pasteuriza para inactivar la levadura. Luego se limpia y seca. El secado se hace a baja temperatura para conservar todos los nutrientes y se convierte en copos o en polvo. Algunos fabricantes la enriquecen con vitamina B12.

2. ¿Puedes tomarla si tienes candidiasis?

Si se sufre candidiasis (sobrecrecimiento de hongos cándida en los genitales o en el intestino), no se recomienda habitualmente el consumo de levaduras, pero la levadura nutricional está inactiva gracias al proceso de pasteurización y no favorece la proliferación de cándidas.

3. ¿Cómo puedo consumirla?

Es ideal para dar un sabor a queso curado o parmesano a las salsas veganas. También en ensaladas y para espesar cremas. Y para elaborar tus quesos veganos, hechos con frutos secos, zumo de limón o vinagre de manzana, hierbas y levadura nutricional. Se recomienda tomar alrededor de dos o tres cucharadas soperas al día, no más, ya que es muy rica en fósforo y podría desequilibrar el ratio con el calcio.

Una receta sencilla para usarla es la salsa pesto vegana. Para elaborarla, bate a toda potencia los siguientes ingredientes (puedes conferirle el sabor y la textura a tu gusto eligiendo las cantidades):

  • Albahaca fresca
  • Piñones u otro fruto seco
  • Un diente de ajo picado
  • Agua
  • Aceite de oliva
  • Zumo de medio limón
  • Una o dos cucharadas de levadura nutricional.

Artículo relacionado

levadura nutricional

Levadura nutricional: enriqueciendo tus platos de forma natural

4. ¿Contiene realmente vitamina B12?

El hongo Saccharomyces cerevisiae no sintetiza esta vitamina y si la levadura la contiene es porque ha sido añadida en el proceso de fortificación. No se puede considerar la levadura nutricional como una fuente suficiente de vitamina B12 para los veganos y vegetarianos, que deben suplementarse.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?