obesogenos

Alternativas

12 sustancias tóxicas que te engordan y que puedes limitar

Se hallan en alimentos, productos de consumo habitual y el aire. Pero no te alarmes, te enseñamos a aligerar su carga.

Claudina Navarro

Un repaso de la literatura científica nos demuestra que estamos rodeados de sustancias obesógenas, es decir, que promueven la obesidad. Resulta muy difícil evitarlas porque no podemos dejar de respirar en la calle o en los espacios interiores que visitamos.

Son un factor más que influye en tu salud pero no la condiciona absolutamente. Podemos controlar su efecto reduciendo la exposición a ellos en lo posible y no sumando otros factores que también contribuyen a la inflamación y la obesidad.

1. PESTICIDAS Y DIOXINAS

Son compuestos orgánicos persistentes (COP) que se degradan muy lentamente en el medio ambiente y tienden a acumularse en los tejidos grasos de los organismos. Entre ellos están los pesticidas organoclorados y los residuos industriales como los PCB y las dioxinas.

Los COP se precipitan del aire a los pastos y cultivos. Las vacas y otros animales los acumulan en su cuerpo y los transfieren a la leche. Por lo tanto, los alimentos son su principal vía de entrada en el cuerpo. Como son liposolubles, los más contaminados son la carne de mamífero, el pescado graso y los productos lácteos enteros.

¿Cómo evitarlos?

Evita los alimentos de origen animal y opta por alimentos libres de pesticidas.

2. FTALATOS Y BISFENOLES

Son compuestos que se añaden a los plásticos para conferirles propiedades.

  • Los ftalatos: se hallan en el plástico PVC (cloruro de polivinilo), plásticos blandos y en los aromas que se añaden a los productos cosméticos y de higiene.
  • Los bisfenoles: se hallan en el plástico de policarbonato (le aportan transparencia y dureza), en las resinas epoxi (entre otras cosas, recubren el interior de las latas de conserva metálicas) y en los papeles de impresión térmica (tickets).

¿Cómo evitarlos?

  • Evita el plástico en general y las latas de conservas. Como contenedores, recurre al cristal y al acero.
  • En cosmética, elige productos con certificación natural o ecológica (Ecocert, Cosmos, BDIH, ICEA o Vida Sana).

3. PARABENOS

Son sustancias sintéticas derivadas del petróleo que se utilizan como conservantes. Los más frecuentes en las listas de ingredientes de las etiquetas son:

  • El metilparabeno (E-218)
  • El etilparabeno (E-214)
  • El propilparabeno (E-216)
  • El butilparabeno

Se encuentran en alimentos y en todo tipo de productos cosméticos y de higiene personal. También se añaden a los medicamentos.

¿Cómo evitarlos?

Muchos fabricantes de cosméticos ya evitan estos conservantes. Busca en la etiqueta declaraciones como "sin parabenos" o "libre de parabenos". Los productos certificados naturales o ecológicos no los contienen.

4. PFOA Y PFOS

El ácido perfluorooctanoico (PFOA) permite cubrir superficies con una película de plástico. El ácido perfluorooctanosulfónico (PFOS) se utiliza en productos antimanchas y repelentes del agua.

Los encontramos en sartenes y otros utensilios de cocina antiadherentes. También se hallan en prendas y calzado impermeables, cables eléctricos y espuma antiincendios.

¿Cómo evitarlos?

Utiliza menaje de cocina de hierro, acero o cerámica. Fíjate en que la etiqueta ponga que el producto está libre de PFOA y PFOS.

5. COMPUESTOS ORGÁNICOS VOLÁTILES

Son hidrocarburos naturales o artificiales que se presentan en estado gaseoso a temperatura ambiente o que son muy volátiles. Los más frecuentes son benceno, tolueno, nitrobenceno, formaldehído, clorobenceno, xileno, acetona y tetracloroetileno o percloroetileno.

La mayoría son liberados al aire por la quema de gasolina, madera, carbón o gas natural. También son emitidos por disolventes, pinturas, repelentes de polillas y ambientadores, entre otros productos.

¿Cómo evitarlos?

  • Evita todo tipo de productos que emitan un olor fuerte y que no puedas atribuir a una sustancia natural.
  • Los productos encolados, los muebles contrachapados y otros artículos que recurren a pegamentos y lacas suelen ser emisores de estos compuestos.
  • Elige materiales naturales y simples.

6. BENZOFENONA

Es una sustancia blanca cristalina, insoluble en agua y con olor a rosas que actúa como filtro de las radiaciones ultravioletas.

Se halla en las cremas solares con filtros. A veces se utiliza en perfumes y jabones para evitar que la luz los degrade. Y también se añade a los plásticos para proteger el producto contenido del sol.

¿Cómo evitarlos?

Recurre a los protectores solares naturales o ecológicos con filtros minerales.

7. ESTANNANOS

Son compuestos organometálicos con enlaces de carbono y estaño que resultan tóxicos para los insectos y eliminan hongos.

Se utilizan en la producción de alimentos, artículos textiles y de papel, preservativos de la madera y aditivos en plásticos (PVC y poliuretano), en siliconas, en pinturas antihongos o en sistemas de refrigeración. A menudo se hallan en el polvo doméstico. Algunos de los más utilizados son el TBT y el TPT (un fungicida e insecticida).

¿Cómo evitarlos?

  • Evita los productos con tratamientos "antihongos".
  • Elige materiales naturales sin tratar y si es posible, con certificación ecológica.

8. ESPECIES REACTIVAS DE OXÍGENO

Son contaminantes entre los que se encuentran los peróxidos, superóxidos y los radicales hidróxilos. Son producidos naturalmente por el metabolismo de los seres vivos, pero también se producen en los procesos de combustión.

A menudo forman parte de los humos industriales.

¿Cómo evitarlos?

  • Evita las zonas contaminadas.
  • Refuerza tus defensas mediante la obtención de las vitaminas A (betacaroteno), C y E, y antioxidantes presentes en los alimentos vegetales (té verde, bayas, legumbres, frutas…).

9. BUTILHIDROXITOLUENO

Es el aditivo E-321, un conservante alimentario muy utilizado. Es una sustancia sintética, derivada del petróleo, que evita el enranciamiento de las grasas. Suele estar acompañado de otro aditivo, el butilhidroxianisol (BHA, E-320).

Se encuentra entre los ingredientes de productos ultraprocesados como frituras y horneados. También en sopas preparadas, mazapanes, purés e incluso chicles. Por otra parte, puede estar en cosméticos y productos para la higiene del hogar.

¿Cómo evitarlos?

  • Evita los alimentos procesados.
  • Elige alimentos con certificación ecológica.
E-321, el aditivo que te da hambre

Químicos y sobrepeso

E-321, el aditivo que te da hambre

10. PBDE

Los compuestos polibromados (PBDE) se usan como retardantes de llama. Además de ser disruptores endocrinos, se han asociado a alteraciones en el sistema inmunitario, la sangre y el hígado.

Recubre componentes de aparatos electrónicos, incluidos electrodomésticos, materiales de construcción, plásticos, muebles, colchones, textiles (alfombras…).

¿Cómo evitarlos?

  • En muchas ocasiones se emplean por obligación legal. Para evitar su liberación al medio ambiente conviene llevar los artículos que lo contienen a plantas de reciclaje (puntos verdes o limpios).
  • En casa hay que ventilar diariamente, aspirar y quitar el polvo.

11. ORGANOFOSFORADOS

Son compuestos usados principalmente en el control de plagas. La mayoría de insecticidas entran dentro de esta categoría.

Contaminan los alimentos de producción convencional y se hallan en la composición de muchos insecticidas domésticos.

¿Cómo evitarlos?

  • Elige alimentos ecológicos.
  • Usa medios naturales para controlar los insectos.

12. METALES PESADOS

El mercurio, cadmio, arsénico o plomo fuera de los ecosistemas se convierten en contaminantes tóxicos.

Son emitidos al aire por chimeneas industriales e incineradoras. Luego se precipitan sobre los cultivos y contaminan las aguas y los alimentos.

Los fluorescentes compactos contienen mercurio.

¿Cómo evitarlos?

  • Evita los pescados grasos grandes (atún o pez espada) pues acumulan en sus tejidos dosis elevadas de mercurio. Conviene evitarlos, sobre todo durante el embarazo y la lactancia.
  • Prefiere los LED a las lámparas fluorescentes y lleva estas a un punto verde tras su vida útil.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Cuerpomente?