Plásticos

Libera tu cocina de hormonas

Algunos plásticos contaminan los alimentos con sustancias con efecto hormonal. Para distinguir los más perjudiciales se puede recurrir al número de reciclaje.

●  El más seguro: n° 5 (polipropileno o PP). El único recomendado por la OMS. Se usa en envases de helados, yogur o ensaladas, pajitas para beber, siropes, tapones de botellas…

●  Aceptables: n° 2 (polietileno de alta densidad, HDPE o PEAD). Espeso y opaco, se usa en botellas de leche y zumo, bolsas de basura y productos de limpieza e higiene. n° 4 (polietileno de baja densidad, LDPE). Se emplea en bolsas de la compra, de comida congelada, botellas de plástico blando y film transparente.

●  Bajo sospecha: n° 1 (tereftalato de polietileno, PET o PETE). El más usado, sobre todo como envase de agua y refrescos. Aunque se consideraba inocuo, algunos estudios lo relacionan con efectos estrogénicos en las personas.  

●  Los más peligrosos: n° 3 (cloruro de polivinilo o PVC), n° 6 (poliestireno o PS) y n°7 (otros). El PVC genera dioxinas, carcinógenas, y puede contener ftalatos, que son disruptores endocrinos. El poliestireno libera estireno a los alimentos, relacionado con trastornos reproductivos. El nº 7 incluye policarbonato, en cuya fabricación se usa la resina epoxi, que libera bisfenol A (disruptor endocrino). 

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?