Cocina natural casera

Cómo hacer pasta fresca casera (con alternativa vegana y receta de raviolis)

Con huevo o sin huevo, con harina blanca o integral... tú decides cómo hacer tu pasta en casa, ¡más fresca imposible!

Mercedes Blasco
Mercedes Blasco

Máster en Nutrición y Salud. Dietista y cocinera.

Si hacemos pasta fresca en casa podremos adaptarla según nuestros gustos y necesidades. La receta tradicional es con harina de trigo blando y huevos. Esta harina, molida en frío, es ideal porque ha perdido el exceso de humedad. También es posible elaborarla sin huevos, pero entonces se recomienda usar harina de sémola de trigo duro.

Por cada 100 g de harina necesitas 1 huevo o 50 ml de agua. Si usas harina integral, añade una cucharada de agua más. Otra opción es pesar los huevos y añadir el doble de peso en harina.

También se echa una cucharadita de café de aceite de oliva y una pizca de sal. Si haces masa vegana o sin huevo, la puedes aderezar consal negra kala namak, con sabor a huevo, y una pizca de cúrcuma, para dar color.

Paso a paso para hacer la pasta fresca en casa

  • Mezclar y amasar. Echa todo en un cuenco, mezcla con una espátula y amasa 10 minutos. Luego haz una bola, cúbrela con film y déjala reposar 30 minutos en la nevera.
  • Cómo estirarla. Para que quede fina puedes usar una máquina de pasta o el rodillo. Hazlo en pequeñas tandas, para poder estirarla al máximo. Si usas la máquina, pásala varias veces, desde el número más alto al más fino. Si la haces con rodillo, enharina bien la superficie de trabajo y la masa, para que quede seca y no se pegue.
  • A la hora de cortar. Para hacer tagliatelles o tallarines, enrolla la masa y ve haciendo cortes en el rollo. Para fideos o macarrones es preferible usar la máquina, mientras que para las placas de canelones, lasaña y raviolis solo se precisa estirar y usar el cortapastas.

Artículo relacionado

variedad-pasta

¿Por qué necesitamos tanta variedad de pasta?

Ravioles de tofu con una picada de nueces y salvia

Ingredientes para 4 raciones:

Para el relleno

  • 1 tofu firme de 250 g
  • 4 cdas. de levadura nutricional
  • 1 cda. de ajo en polvo
  • 2 cdas. de perejil picado
  • 1 cdta. de sal de hierbas
  • zumo de 1 limón
  • pimienta negra
  • Para la masa
  • 200 g de harina
  • 100 ml de agua
  • 1 cda. de aceite de oliva
  • 1 cda. de sal negra kala namak
  • 1 pizca de cúrcuma en polvo

Preparación:

  1. Escurre el tofu, córtalo en dados y tritúralo bien. Incorpora el resto de ingredientes del relleno y mezcla.
  2. En otro cuenco, mezcla los ingredientes de la masa con una espátula. Cuando se forme una bola, amasa sobre la tabla 10 minutos, cubre con un paño y reposa 30 min.
  3. Corta una porción de masa y estírala con la máquina o sobre la tabla bien enharinada, hasta lograr una tira larga y fina. Pártela en dos.
  4. Coloca bolitas de relleno sobre la primera tira (deja unos 3 cm entre ellas). Pinta alrededor con agua. Pon la segunda tira encima y aprieta alrededor de cada montoncito con los dedos. Corta los raviolis con un cortapastas o molde de galletas, asegurándote de que queden sellados. Repite hasta acabar la masa.
  5. Déjalos sobre un paño y hiérvelos en abundante agua con sal (unos 20 máximo en 4 litros de agua).
  6. Cuando empiecen a flotar, cuece 5 minutos y 10 si has usado harina integral. Sírvelos con aceite de oliva, nueces picadas y hojas de salvia.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?