Beneficios moringa

Superalimento

6 beneficios demostrados de la moringa

Algunos alimentos tienen bien merecida la definición como superalimentos y la moringa es uno de ellos. La ciencia ha confirmado sus propiedades.

Las hojas de moringa, ricas en vitamina C y otros antioxidantes, tienen un agradable sabor picante y se pueden utilizar tanto en guisos como en ensaladas. También es habitual encontrarlas trituradas, en cápsula o en polvo, para tomar como suplemento o bien añadirla a batidos verdes, salsas y otras recetas.

El árbol de la moringa (Moringa oleifera) es originario de la India, donde se ha utilizado tradicionalmente con fines medicinales. Ante su gran potencial nutritivo, la ciencia ha corroborado ya algunos de esos usos.

La moringa da un empujón a tu salud

Los beneficios comprobados de la moringa para la salud no son pocos:

1. Es rica en nutrientes

Una taza con unos 20 gramos de hojas frescas aporta el 20% de las necesidades diarias de vitamina B6, el 12% del hierro y de las vitaminas C y B2, y el 8% del magnesio.

De la moringa también se aprovechan las vainas además de las hojas. Las vainas aportan casi el triple de vitamina C.

2. Posee compuestos antioxidantes

Basta una cucharadita de polvo de hoja para elevar los niveles de antioxidantes en sangre, gracias al contenido en quercitina y ácido clorogénico. En general, los antioxidantes ayudan a combatir la oxidación generada por los radicales libres que daña las células, asociada a los procesos de envejecimiento.

La quercitina, presente en alimentos como la cebolla, es además un antioxidante que ayuda a reducir la presión sanguíena.

Smoothie de frutas con moringa

Poder antioxidante

Smoothie de frutas con moringa

Al ácido clorogénico, por su parte, se le atribuye la capacidad de reducir los niveles de azúcar en sangre después de las comidas. Otro alimento rico en ácido clorogénico es el café.

3. Ayuda a controlar el azúcar

Estudios con personas han probado que disminuye la velocidad con que el azúcar llega a la sangre y se cree que podría deberse a su contenido en isotiocianatos.

En un estudio realizado con 30 mujeres, por ejemplo, se comprobó que tomar una cucharadita y media de hojas de moringa al día durante tres meses reduce los niveles de glucosa en ayunas en un 13,5%. En otro más pequeño en el que participaron seis personas, se estableció que tomar 50 gramos de hojas frescas con la comida reducen un 21% la subida.

4. Lucha contra la inflamación

Los isotiocianatos que contiene la moringa poseen propiedades antiinflamatorias y podrían actuar preventivamente frente a enfermedades cardiovasculares y cáncer. Estas propiedades antiinflamatorias se han comprobado en estudios de laboratorio y con animales.

Pesto de moringa y cilantro

Antioxidantes en salsa

Pesto de moringa y cilantro

5. Puede bajar el colesterol

Hasta cuatro estudios científicos indican que la moringa sirve para controlar los niveles de colesterol. Otros alimentos aconsejables son las almendras, la avena y el lino.

6. Protege frente a los tóxicos

Varios estudios han relacionado la exposición continuada a tóxicos como el arsénico a un mayor riesgo de sufrir cáncer o enfermedades cardiovasculares.

Investigaciones con animales sugieren que el extracto de moringa podría prevenir los efectos de la intoxicación crónica con bajas dosis de arsénico.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Cuerpomente?