Eternas ninguneadas

Día de la invisibilidad lésbica

Se ha puesto de moda un señor que ha hecho unas fotos a mujeres heterosexuales simulando ser lesbianas para celebrar el día de la visibilidad lésbica. Invisibilizando a las lesbianas que sí lo son, claro. Como siempre.

Mentes insanas

BLOG

Brigitte Vasallo

Queridas Mentes Insanas:

El pasado 26 de abril, como cada 26 de abril desde hace unos años (ocho años para ser más concretas) se celebra el Día de la Visibilidad Lésbica y menudo disgusto llevo que ni os lo cuento, vamos. O sí, os lo cuento, os lo cuento.

Para empezar, ¿para qué es necesario un día de la visibilidad lésbica si ya tenemos el 28 de junio que es el Día Internacional del Orgullo LGTB y ahí ya andamos todas incluidas? Pues mirad, porque la realidad es como un brócoli, que diría mi amiga Sara. Pillas el brócoli y le cortas una rama y esa rama vuelve a parecer un brócoli todo él, pero en pequeño.

Artículo relacionado

mujeres solas invisibles

Las personas invisibles

Con lo que yo llamo, así medio con sorna, el Conglomerado LGTB nos ha pasado lo mismo. Quitamos la rama del brócoli para reivindicar una serie de cosas pero la rama es el brócoli de nuevo y nos ha pasado lo mismo que pasa en el brócoli completo: que los señores son los únicos visibles, los únicos que cortan el bacalao, los únicos que reciben atención, y los únicos que todo.

Señores all over, señores non stop. Señores gays, claro, señores cis y trans, pero señores como si no hubiese mañana.

Haced la prueba del algodón: poned homofobia en las imágenes de Google y decidme qué veis. Señores. Poned homosexualidad y ¿qué os sale? Señores. Poned “películas homosexualidad”: lo mismo. Poned “películas homofobia”… y así hasta el infinito. Todo señores.

Que el pequeño brócoli esté tan lleno de señores como el gran brócoli que es la vida tiene consecuencias, y muchas. Para empezar, que los problemas reales que tenemos las mujeres que nos relacionamos sexo-afectivamente con otras mujeres ¡pluf! desaparecen del mapa y desaparecen de sus soluciones.

Artículo relacionado

Salir del armario

Mis dos armarios: el de loca y el de lesbiana

Porque no: nuestros problemas no son los mismo que los problemas de los señores. Empezando, por ejemplo, por nuestros problemas de salud, mira tú que cosa tan contingente y clara y meridiana.

  • La información sobre enfermedades de transmisión sexual entre nosotras es cero patatero, la sensibilización en los centros de salud sobre nuestra especificidad es cero patatero también, y los recursos destinados a nosotras pues echad cuentas.
  • La maldita pregunta sobre el embarazo que nos hacen cada vez, cada vez que vamos a ginecología, que debería ser una rama informada sobre estos temas, y que siempre se hace antes de saber si nos acostamos con personas que nos puedan dejar embarazadas.

Y os puede parecer una tontería porque vamos, que le dices que eres lesbiana y ya está. Pues eso tan sencillito tiene un nombre específico, se llama “salir del armario” y es algo que solo las que no somos heterosexuales hemos experiementado y experimentamos constantemente en nuestras vidas y ya está bien.

Artículo relacionado

salir del armario

Salir del armario entre pitos y flautas

Que si la cosa fuese tan normal no daríamos por hecho tan a la ligera la identidad sexual de la gente, siempre tirando hacia lo hetero, no sé si me explico como diría mi amiga Paqui, que a mí me gusta presumir de amigas, como ya sabéis.

Total, que el Día de la Visibilidad Lésbica viene cargado con todas esas cosas que son importantes, y mucho.

Pues poco ha sido mi cabreo cuando he visto que se ha puesto de moda un señor (vaya, otro) que ha hecho unas fotos a mujeres heterosexuales simulando ser lesbianas (¿cómo se hace eso?) para celebrar el día de la visibilidad.

Artículo relacionado

son lesbianas

No son amigas, son pareja

Así que en lugar de hacer fotos a las invisibilizadas, les ha hecho fotos a las visibles de siempre invisibilizando a las invisibles de siempre. Para flipar, ¿verdad? Pues así ha sido la cosa. Entre esas fotos, una que no me deja dormir: Eva Longoria dándose un beso en la mejilla y de mala gana con otra señora heterosexual, ambas con cara de mal avenidas o de estar bien a disgusto por si alguien pudiese pensar que se gustan.

En fin, que la cosa tiene tela.

¡Feliz semana, Mentes!

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?