Con leche de coco

3 curris muy rápidos de hacer en casa (y tan picantes como quieras)

Con una sencilla base de leche de coco, podrás elaborar deliciosas recetas al curry en un plis plas. Estas tres recetas son fáciles además de nutritivas.

Un plato muy socorrido cuando tenemos poco tiempo, pocas ganas o ingredientes limitados es aprovechar la potencia de sabor de curry para crear un plato nutritivo y delicioso.

Es habitual que las recetas con curry varíen de un país a otro. La base puede llevar ingredientes como chalota, ajo, hierba limón, raíz de cilantro, chile en polvo, curry en polvo, cúrcuma y diferentes semillas y especias molidas, entre las que es especialmente habitual el comino en polvo.

Sin embargo, siempre podéis mezlar los ingredientes básicos de un buen curry o probar con esta otra excelente base para hacer un curry casero, por si queréis hacer vosotros mismos vuestra propia mezcla de especias, y el resto ya lo podemos ir añadiendo según la receta.

Artículo relacionado

Tipos de curry

7 tipos de curry para viajar con el paladar

Aquí vamos con algunas recetas desde cero y con ingredientes sencillos, porque es muy posible que no siempre tengáis lemongrass en la despensa (y por si la tenéis, os la pongo en opcional, porque da un toque estupendo a los curries). Os propongo primero preparar una base de leche de coco que os servirá para después preparar las recetas.

Nuestra base con leche de coco

Para 4 raciones necesitaremos:

  • 4 chalotas o dos cebollas pequeñas blancas
  • 2 dientes de ajo
  • 2 cucharadas soperas de curry en polvo
  • El zumo de una lima o de medio limón o de media naranja
  • 1 cucharadita rasa de cúrcuma
  • 200 ml de leche de coco con su nata
  • 4 cucharadas de aceite de sésamo o de aceite de oliva suave
  • 1 cucharadita de chile molido (opcional)
  • 1 cucharada sopera de hierba limón o lemongrass (opcional)

Todos estos ingredientes los mezclamos bien sin que queden grumos, para hacer la pasta que después vamos a añadir para saborizar el plato.

Artículo relacionado

8 beneficios del 8 que tienes que conocer

8 productos del coco que tienes que conocer

Hay pastas de estas características que viene ya hechas. Algunas llevan aceites de poca calidad, otras simplemente son extremadamente picantes. Son mucho más auténticas que la que tienes aquí, eso sí.

En este caso, el picante lo vamos a escoger nosotros en base a nuestros gustos, y podremos ir añadiendo hasta que encontremos el punto ideal.

Receta 1: Curry de soja texturizada y espinacas

Tanto la soja texurizada como las espinacas son dos ingredientes muy básicos en la despensa.

Si no queremos usar soja, la podemos cambiar por proteína de guisante texturizada. Las espinacas pueden cambiarse por acelgas. También por kale, pero entonces vamos a tener que dejar que todo cueza bastante más tiempo.

Ingredientes para 4 personas:

  • Nuestra base de curry
  • 150 g de soja texturizada deshidratada
  • 100 g de espinacas frescas
  • 1 cebolla
  • ¼ de manojo de raíz de cilantro (o al gusto)
  • 1 taza de caldo de verduras suave
  • Arroz integral (opcional)

Preparación:

  1. En una sartén, añadimos el caldo de verduras a fuego muy bajo.
  2. Añadimos la base de curry y la soja texturizada, que rehidrataremos directamente así.
  3. Una vez rehidratada la soja, añadimos la cebolla cortada fina.
  4. Cuando haya reducido el líquido, añadimos el cilantro y las espinacas.
  5. Corregimos de sal o picante si es necesario en estos últimos 5 minutos.
  6. Servimos caliente, en un cuenco, con una ración de arroz integral si nos apetece.

Artículo relacionado

Cocinar con soja texturizada

Cómo cocinar con soja texturizada

Receta 2: Curry de garbanzos con melocotón y mantequilla de cacahuete

Los currys de legumbres son muy habituales en la cocina de la India, y aquí vamos a ser muy transgresores: vamos a cambiar el mango por el melocotón.

Ingredientes para 4 personas:

  • Nuestra base de curry
  • 250 g de garbanzos ya cocidos
  • 300 g de pak choy o verdura de hoja verde
  • 100 g de maíz cocido
  • 2 melocotones muy maduros
  • 1 cucharada de mantequilla de cacahuete
  • 1 taza de caldo de verduras suave
  • Fideos de arroz (opcional)

Preparación:

Esta receta es aún más rápida que la anterior.

  1. En una ollita, ponemos la taza de caldo con la base de curry y la mantequilla de cacahuete, a fuego bajo, hasta que la mantequilla se disuelva.
  2. Añadimos los melocotones pelados y troceados a dados y ponemos a fuego medio, usando la tapa para no perder aún tanto líquido.
  3. Lavamos el pak choy o la hoja verde y lo cortamos a tiras de al menos un dedo.
  4. Añadimos la verdura, el maíz y los garbanzos.
  5. Dejamos que cueza a fuego medio con la tapa puesta y añadimos los fideos de arroz al final.
  6. Apagamos el fuego y servimos cuando los fideos estén listos, al cabo de unos 3-5 minutos.

Artículo relacionado

preparar-mantequilla-cacahuete

Prepara tu mantequilla de cacahuete casera

Receta 3: Curry de tofu con patata

El tofu es un ingrediente con poco sabor que aquí nos ayudará si hacemos la pasta de curry especialmente picante. Además, le añadiremos patata previamente cocida, a poder ser del día anterior para aprovechar el almidón resistente.

Ingredientes para 4 personas:

  • Nuestra base de curry
  • 250 g de tofu firme
  • 200 g de arbolitos de brócoli
  • 200 g de calabacín
  • 1 cebolla mediana
  • 300 g de patata cocida al vapor
  • ½ taza de caldo de verduras suave
  • 4 cucharadas soperas de aceite de oliva
  • Cebollino para decorar

Preparación:

  1. Pelamos el calabacín y lo cortamos a dado gruesos.
  2. Nos aseguramos de que los arbolitos de brócoli sean más o menos del mismo tamaño.
  3. En un sartén, ponemos el aceite de oliva y añadimos la cebolla, el calabacín y los arbolitos de brócoli. Rehogamos.
  4. Añadimos el tofu, la patata al vapor a dados, el caldo de verduras y la base de curry.
  5. Calentamos todo a fuego medio removiendo para que coja temperatura.
  6. Servimos con cebollino cortado fino por encima.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?