Vivir sin pareja

Las ventajas de estar soltera

Las mujeres que no tienen pareja viven mejor, tienen más salud, y más tiempo libre para cultivar las amistades que las mujeres que tienen pareja. Por eso las mujeres no debemos vivir con miedo a vivir solteras.

¿Qué es lo que las mujeres con pareja envidian de las mujeres que no tienen pareja? La autonomía, la libertad y la paz en la que viven estando solteras, principalmente. Pero los beneficios de la soltería no se quedan así.

Diversos estudios han puesto de manifiesto que a quien más beneficia el matrimonio es generalmente a los hombres: cuando están solteros enferman más, y se deprimen más.

Las mujeres en cambio tienen más trabajo cuando están casadas, y por lo tanto, están más cansadas. Casarse se parece mucho a la palabra cansarse, y tienen mucho que ver ambos conceptos.

Visto así, el que las mujeres solteras tengan mejor salud y más tiempo libre significa que gozan de una mayor calidad de vida.

¿Por qué viven mejor las mujeres solteras?

Las mujeres solteras pueden dedicar más tiempo a su gente querida, a sus pasiones, y a su bienestar emocional y físico.

Pueden tomar decisiones sin tener que consultar a nadie, pueden elegir el sitio en el que quieren vivir, pueden cambiar de barrio, de pueblo, ciudad o país cuando quieran, pueden diseñar su propia estrategia para hacer frente a la vida y poder vivir así lo mejor posible.

Las mujeres solteras controlan sus finanzas, sus ahorros o sus deudas, y se libran de la violencia económica que hay en muchas parejas en las que uno de los miembros ejerce su poder sobre el otro controlando el dinero y los recursos.

Las mujeres sin pareja viven sin luchas de poder, y sin peleas románticas.

No sufren miedo al abandono, ni celos, ni miedo a ser engañadas o traicionadas: de alguna manera, se vive mejor sin pareja que en una pareja que no se comunica bien, que discute a menudo, que no logran vivir en armonía, y suele ser muy frecuente.

Las mujeres cuando no tienen pareja se vuelcan en sus proyectos y en todo aquello que les gusta y les apasiona, y tienen mucho más tiempo y espacio para hacer nuevos amigos y amigas que las mujeres que están con hombres celosos o con parejas que tratan de aislarlas.

Beneficios de vivir sin lazos románticos

Una de las mejores cosas que tiene la soltería es la libertad para disfrutar de una vida sexual diversa, en el caso de las mujeres que practican habitualmente la monogamia amorosa.

Porque de pronto puedes tener varias relaciones bonitas en las que puedes disfrutar mucho sin establecer vínculos románticos: desde la amistad se pueden tener varias parejas, y se pueden cuidar mucho las relaciones de manera que todos puedan disfrutar.

Las mujeres sin pareja viajan más, y viajan más solas, y también con amigas.

De alguna manera gozan de un horizonte abierto de posibilidades que les permite asomarse al mundo e interaccionar con mayor libertad: cuando no tienes pareja es más fácil conocer gente nueva, emigrar, probar experiencias distintas, encontrar nuevos retos y pasiones, aprender cosas nuevas y sumergirse en otras realidades.

Además, están los romances de viajes, que no pueden disfrutar cuando están en una relación monógama.

Sus relaciones de amistad son sólidas porque tienen tiempo para cuidarlas y mimarlas, tiempo para estar al lado de su gente cuando más lo necesitan, para celebrar las buenas noticias y las fechas señaladas, para convivir bajo el mismo techo en vacaciones.

De alguna manera viven más el amor y lo reparten y lo reciben de mucha más gente que cuando tenemos pareja, porque en muchas ocasiones tendemos a aislarnos del mundo cuando encontramos a nuestra media naranja, especialmente en los inicios.

Mujeres sin miedo a la soltería

Hay mujeres sin pareja que son muy felices porque se han liberado del miedo a la soledad, y ya no ponen el amor romántico en el centro de sus vidas.

Hay mujeres que son muy felices pero añoran los abrazos, los besos, las caricias, las risas y la compañía. Hay mujeres con pareja que también los añoran.

Os invito a tener presente estas ventajas y beneficios de vivir sin pareja, y a seguir construyendo nuestra autonomía, disfrutando de nuestra libertad, desmitificando el amor, y tratando de disfrutar de la vida con alegría.

Porque nos merecemos una buena vida, rodeadas de cariño, de amor, de redes afectivas de ayuda y solidaridad. Nos merecemos vivir bien y ser felices, tengamos o no pareja.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?