No te compliques

3 ideas de entrantes veganos para Navidad

¿Has pensado qué mesa de pica pica prepararás en fiestas? Patés vegetales, zanahorias asadas o patatas rellenas... ¡que no te falten ideas!

Una de las cosas más vistosas en las comidas navideñas son los entrantes y canapés. Se pueden hacer de tipos diferentes y montar una mesa llena de color. Para hacerlos tampoco es necesario pasarnos horas cocinando todo tipo de verduras, basta con tener unas ideas en mente y adaptarlas, tanto a los comensales como a nuestras posibilidades.

Hoy os doy unas cuantas opciones para hacer entrantes con patés vegetales, bien conocidos, y con verduras, tanto frescas como cocinadas. Llena la mesa de exquisiteces sin recurrir a embutidos ni patatas fritas. Es mucho más fácil de lo que parece.

Entrantes con patés vegetales

Hummus, paté de champiñones, guacamole, olivada, patés de lentejas… todos ellos son perfectos como entrantes. Podemos servirlos en boles con panes crujientes y palitos de verduras para picar o podemos hacer con ellos canapés y entrantes un poco más elaborados:

  • Tostas de hummus con olivas: sobre crackers o tostas crujientes integrales pon un poco de hummus y, por encima,, unas aceitunas cortadas en rodajitas y unas hojas de perejil fresco.
  • Rollitos de pepino: corta el pepino en lonchas finas a lo largo con una mandolina, extiende una o dos cucharadas de paté vegetal y enróllalos sobre sí mismos creando una espiral.
  • Hojaldres rellenos: haz cuadraditos de tamaño pequeño para que se coman de un bocado, y rellénalos con una cucharadita de paté vegetal. Quedan mucho mejor recién hechos.

Para dar un toque de color puedes hacer una cantidad grande de hummus, dividirla y en cada una añadir ingredientes que lo tiñan de colores. Por ejemplo con remolacha, espinacas, tomates secos, etc. Solo tienes que añadir y batir.

Aquí puedes encontrar más recetas con patés vegetales.

Artículo relacionado

Entrantes aperitivos ligeros

6 aperitivos y entrantes ligeros para estas fiestas

Entrantes con verduras frescas

Si las ensaladas no te parecen lo más apetecible, prepara entrantes a base de verduras frescas para todos los comensales. Algunos ejemplos:

  • Rollitos frescos de verduras: lechuga, zanahoria, calabacín, pepino, aguacate, lombarda, pimiento rojo, pimiento amarillo… utiliza las verduras que quieras, cortadas en bastoncitos, y enróllalas, o bien con una hoja de lechuga grande o con papel de arroz (lo venden en supermercados asiáticos). Procura hacerlos pequeños o cortarlos por la mitad para ponerlos en bandejas.
  • Coleslaw: solo tienes que picar muy finas col, zanahoria y manzana, y mezclar con mayonesa vegetal y un pelín de mostaza. Puedes añadir también lombarda para un toque especial de color. Estas son mis sugerencias para hacer la veganesa si quieres hacerla en casa.
  • Aguacates rellenos: puedes rellenarlos de patés vegetales con verduras ralladas (zanahoria, apio, calabacín, remolacha, etc), germinados (de alfalfa, de brócoli, de kale…) y hierbas frescas (perejil, cilantro, eneldo, albahaca…). Si es posible, mejor que sean aguacates pequeños, que llenarán menos.

Artículo relacionado

ides para aperitivos veganos

10 aperitivos veganos fáciles, rápidos y sanos

Entrantes con verduras cocinadas

Se pueden hacer aperitivos tanto fríos como calientes con verduras cocinadas al horno, al grill, al vapor, etc. Lo bueno es que permiten muchas combinaciones de colores y sabores. Por ejemplo:

  • Brochetas de verduras: utiliza brochetas que no sean muy grandes y pon un poco de todo en trozos medianos: champiñones, calabacín, pimiento verde, rojo y amarillo, tomates cherry, coliflor, cebolla morada… Basta con hacerlas un rato al grill espolvoreando con sal y unas gotas de aceite para conseguir unas brochetas muy aromáticas y exquisitas.
  • Coliflor al ajo y romero: igual que haríamos, por ejemplo, con unas almendras u otros frutos secos, podemos deshacer la coliflor en floretes pequeños y asarla con sal, aceite de oliva, unos dientes de ajo y ramitas de romero. Queda estupenda tanto caliente como fría.
  • Zanahorias con miel de caña: asa zanahorias frescas cortadas por la mitad a lo largo (en bastones gruesos si son grandes) con una pizca de sal y aceite de oliva. Cuando se doren vierte una cucharada de melaza por encima de todas ellas (en hilos) y vuelve a meterlo al horno 3-4 minutos. Sácalas y sírvelas preferiblemente calientes.
  • Patatas rellenas: hierve o cuece al vapor patatas nuevas (de las pequeñitas) con piel. Cuando se enfríen córtalas por la mitad, retira una parte del centro con una cuchara y rellénalas, por ejemplo, con pico de gallo, coleslaw, ensaladilla rusa vegana, etc. Sírvelas frías o del tiempo. La patata que hemos sacado se puede usar para el relleno o para montar otros entrantes.

Artículo relacionado

Menú completo navidad vegano

7 recetas para una Navidad vegana perfecta

  • Pimientos del piquillo rellenos: escurre bien una lata o un bote de pimientos del piquillo, rellénalos y hazlos al horno lo justo para que se doren un poquito. Como relleno puedes usar, por ejemplo, labneh con frutos secos y verduras ralladas. También puedes rellenarlo con patata cocida y verduras picadas. No los llenes del todo y ciérralos con un palillo para evitar que se salga el relleno.
  • Canapés de cebolla caramelizada: carameliza la cebolla cortada en tiras finas en una sartén con una pizca de aceite, a fuego lento, removiendo de vez en cuando. Ponla sobre tostas integrales y ponle por encima una cucharadita de yogur natural de soja (sin azucarar y sin sabores) y hierbas frescas (por ejemplo, perejil). Haz una buena tanda de cebolla caramelizada (3 o 4 cebollas) para que te cunda mucho más.
  • Bocaditos de polenta con verduras: haz una bandeja de polenta para cortar en daditos (hervir 1,5 tazas de polenta con 4 de caldo de verduras. Cuando esté muy espeso, verter en una bandeja de horno cuadrada o rectangular y dejar enfriar). Utiliza la polenta como base, poniéndole encima coleslaw, verduras asadas picadas, pisto, etc.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?