Recetas sanas

5 vegetales de otoño y sorprendentes formas de cocinarlos

Calabaza, setas, coliflor... ¿Sueles cocinarlas siempre de la misma manera? Aquí tienes una infinidad de ideas y recetas para disfrutar con ellas este otoño.

El otoño es temporada de vegetales y hongos exquisitos. Las calabazas, coles y setas son las reinas de esta temporada, tanto por sus sabores como por su versatilidad en la cocina.

Hoy os voy a proponer cocinar con cinco de estos vegetales de temporada: calabaza, espinacas, coliflor, setas y apio. Y para daros ideas os propongo cambiar el método de cocción: hervido, al vapor, asado al horno, frito, a la plancha.

Artículo relacionado

recetas-boniatos

5 recetas para convertir el boniato en el ingrediente estrella

Podéis usar este mismo sistema (verdura por método de cocción) con cualquier grupo de verduras u hortalizas que tengáis en casa y así sacar platos con ellas más fácilmente.

Recetas con coliflor

1. Coliflor al vapor

Si te gusta la coliflor muy tierna y blanquita pero no te gusta el olor que desprende durante la cocción, hazla al vapor. Córtala en trozos medianos, separando en floretes más pequeños, y hazla hasta que tenga la textura que quieras (tarda poco, 7-10 minutos).

2. Coliflor asada

La coliflor hervida no suele ser muy apreciada, entre otras cosas por el olor que desprende durante la cocción. Sin embargo, asándola al horno obtenemos una hortaliza muy sabrosa, con mejor textura y muy buen aroma.

Puedes hacer solo coliflor, dividiéndola en floretes, o añadir alguna otra verdura u hortaliza más como calabaza, patata, boniato, berenjena, tomates, etc. Con estas verduras ya asadas puedes montar muchos otros platos además de servir
como guarnición.

3. Coliflor frita

Si no te gusta la coliflor hervida, al vapor o asada, prueba a hacerla frita. No es necesario hacer una fritura profunda, con que el aceite cubra el fondo de la sartén es suficiente.

Solo tienes que dividir la coliflor en floretes más pequeños, cortar los grandes, y freír en la sartén a fuego medio-alto hasta que se dore. Tarda un rato (10-14 minutos), pero el resultado merece la pena.

Puedes usar esta coliflor para acompañar cualquier plato o como ingrediente. Por ejemplo en una crema de hortalizas añadiendo la coliflor frita en lugar de hervida.

Artículo relacionado

brócoli verdura crucífera

Cómo cocinar las verduras crucíferas

Recetas con setas

1. Setas asadas

Quizá tal cual en la bandeja de horno te parezca algo soso, pero si ponemos una buena cantidad, con un chorrito de aceite de oliva, ajo y especias, tendremos un asado de setas muy interesante para añadir a arroces y pastas, o para acompañar otros platos.

Si lo que quieres es un asado contundente con las setas, añade también seitán y patata cortada en daditos, riégalo con caldo de verduras y ásalo todo junto.

2. Setas al ajillo

Utiliza mejor setas ostra (las gírgolas que venden en cualquier verdulería), que son planas y se hacen mejor de esta forma. La gracia es que los bordes, al freírse con el aceite, queden crujientes.

Como en el caso anterior, no es necesario poner mucho aceite, solo lo justo para el fondo de la sartén, y añadir el ajo cuando las setas estén a medio hacer, para evitar que se queme. Procura no mover o saltear mucho las setas para permitir que se doren bien.

Hazlas a fuego medio-alto con un poco de sal. Puedes usar las setas como tapa o acompañamiento.

3. Picadillo de setas

Aprovechando que otoño es temporada de setas, podemos picar setas de ostra, níscalos y rebozuelos (u otras setas, este es un ejemplo) y sofreírlos. Este sofrito nos puede servir de base para hacer salsa de setas, para rellenar wraps, para lasañas y canelones, o como relleno de croquetas y empanadillas.

Añadiéndolo a una salsa suave también crea un acompañamiento perfecto para milanesas de avena, escalopes de seitán o filetes de soja texturizada.

4. Setas a la plancha

Son un clásico. Aprovecha que en otoño suele haber más variedades de setas frescas, como níscalos, boletus o rebozuelos, y hazlos todos a la plancha con una pizca de sal y unas gotas de aceite. Sirve estas setas como acompañamiento de cualquier plato, son una delicia.

Artículo relacionado

setas-otoño

6 setas únicas en tus platos: medicina del bosque

Recetas con apio

1. Sofrito con apio

Entre los 5 ingredientes que propongo está el apio, un ingrediente muy versátil y un excelente toque aromático en sofritos. Cuando hagas algún sofrito añade al menos un tallo de apio picado fino junto con el resto de ingredientes (por ejemplo cebolla y pimientos).

Este sofrito te servirá de base para salsas de pasta, guisos, potajes y cocidos.

2. Apio a la plancha

Aunque no es de las formas más populares de cocinarlo, lo cierto es que merece la pena probarlo. Quita primero las hebras y después corta los tallos en trozos medianos (del largo de un pulgar por ejemplo). Hazlos a la plancha, con muy poquito aceite (aprox. 1 cucharadita para 3 tallos) a fuego medio, con un poco de sal, y girándolos de vez en cuando para que se hagan bien por todas partes.

Este apio queda genial como guarnición de seitán, filetes de soja texturizada y otras carnes vegetales. Además también te sirve para añadir a otros platos siempre que quieras.

Artículo relacionado

zumo-apio

¿Qué pasa con el zumo de apio ahora que está de moda?

Recetas con calabaza

1. Crema de calabaza

Como ingrediente principal de esta crema tenemos la calabaza. Añade también cebolla, puerro, zanahoria u otras hortalizas que te gusten. Si te resulta muy dulce, usa calabaza potimarron o cacahuete (butternut). También puedes añadir otras hortalizas cremosas que no sean tan dulces, como la patata.

2. Calabaza al vapor

Solo tienes que pelarla y cortarla en trozos medianos para hacerla al vapor. Quedará muy tierna en pocos minutos (8-10 minutos, dependiendo del tamaño de los trozos).

Con la calabaza así hecha puedes hacer puré machacándola con un tenedor (y si quieres mezclarla con puré de patata), cremas de verduras (no necesitas volver a cocerla, solo añadirla al final y batirlo todo junto), rellenos para croquetas y empanadillas, etc. Por supuesto es exquisita así, solo hecha al vapor, con una pizca de sal y pimienta.

3. Calabaza asada como postre

Asa calabazas dulces en rodajas gruesas, quedarán, además de tiernas, ligeramente caramelizadas. Las variedades más dulces suelen ser las de colores verdes y rojizos, más redondas y planas. Suelen venderse como "calabaza dulce", "calabaza de Valencia", etc.

Artículo relacionado

castana

6 alimentos de otoño para tus noches de pasión

Recetas con espinacas

1. Espinacas fritas

Las espinacas frescas y fritas (sin mucho aceite) son una delicia. Córtalas en 3-4 partes y hazlas hasta que estén fragantes y ligeramente doradas. Las espinacas reducen un montón cuando las cocinamos, así que usa un manojo o dos cada vez que las hagas así.

Las espinacas fritas acompañan estupendamente platos de pasta, patatas o arroz. También te sirven como ingrediente para bocadillos, sándwiches y wraps.

Artículo relacionado

batido espinacas

Por qué es mejor comer las espinacas crudas

Recetas con las 5 verduras

1. Gratén de hortalizas

Usa todas las verduras de la lista, cortadas en dados o trozos medianos. Las espinacas las puedes cortar en 3-4 partes. Haz una bechamel con bebida de soja y cubre bien todas las verduras. Cocínalo al horno 15-20 minutos, y después gratínalo hasta que se dore la superficie.

2. Sopa de verduras

Puedes añadir todas las verduras que quieras, preferiblemente picadas o cortadas finas. Por ejemplo, los cinco vegetales que propongo más judías verdes, guisantes, maíz, zanahoria, patata…

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?