Verano

7 alimentos que se cocinan sin calor

¿Te cuesta más cocinar con estas temperaturas? Hay platos nutritivos que puedes preparar sin necesidad de encender los fogones.

Con el calor que hace entiendo que no apetezca nada encender los fogones y ponerse a cocinar. En mi cocina se alcanzan rápidamente los 40ºC y preparar según qué cosas puede ser un infierno.

Cuando llega este tiempo o estas olas de calor prefiero pasarme a las comodidades de las legumbres ya cocinadas y a preparar todo o casi todo sin tener que tocar los fogones ni el horno. Y esto no es prohibitivo, ojo, no supone gastarte una fortuna en productos especiales.

Donde sí compro mucho más que de costumbre es en la frutería, que tienen prácticamente todo lo que necesito: verduras, hortalizas y frutas de temporada. Con esto y cuatro cosas más que también compro cerca de casa consigo unas comidas bien ricas, coloridas y saciantes para unos cuantos días.

Estos son algunos de mis básicos favoritos para el verano.

1. Ensalada de legumbres

Aprovecha las legumbres que vienen ya cocidas, en bote, para evitar poner la olla y encender el fuego. Suele haber todo lo básico en un par de variedades al menos: garbanzos, judías, lentejas, etc. Son económicas y es una muy buena forma de tomar legumbres sin pasar los calores de los fogones.

Lava y escurre muy bien las legumbres antes de añadirlas a tus ensaladas, de esa forma no tendrás boles con el fondo lleno de líquido. Te sirven igual para una ensalada de hojas frescas que para una ensaladilla rusa.

Prueba a hacerla con garbanzos además de menestra (que también hay de bote para que no tengas que cocerla tú) y mayonesa vegetal hecha con bebida de soja.

Artículo relacionado

cherry-tomatoes-2566454 1280

12 frutas y verduras de temporada para comer en julio

2. "Pasta" de calabacín

Con un accesorio espiralizador puedes hacerte fideos o "zoodles" de calabacín y comerlos como una pasta cualquiera, pero sin tener que cocerla ni nada. Puedes usar las mismas salsas que para unos espaguetis, pero si no te apetece calentar nada puedes probar con salsas de tomate preparadas o rallar tomate y hacerla de tomate fresco con orégano, aceite de oliva y sal.

Los espaguetis de calabacín se hacen en un momento y son fresquísimos. No es necesario prepararlos con antelación porque cualquier accesorio te los corta en el momento, pero si tus calabacines han estado en la nevera, mucho mejor.

Añádeles frutos secos y, si quieres, alguna legumbre ya cocida, tofu, tempeh o similares que te gusten. Usa también, si te apetece, tomates secos, alguna fruta desecada (por ejemplo pasas) o fresca (manzana o aguacate), etc.

Con el pelador de verduras puedes hacer tallarines de zanahoria. Basta con cortarla a lo largo con el pelador. Estas tiras te sirven para cualquier ensalada o plato de pasta.

Artículo relacionado

bocados-playa

7 bocados que acompañarán tus días de sol y playa

3. Rollitos frescos

Con papel de arroz, con hojas de lechuga, con hojas de parra… cualquier envoltorio es bueno para hacerte rollitos cargados de ingredientes de temporada como tomates, pepino, pimientos o lechugas.

Para un extra proteico puedes añadir tofu tal cual, cortado en bastoncitos. Si no te gusta el tofu blanco normal prueba con otros tofus con sabores, por ejemplo el ahumado o los tofus con verduras, hortalizas, frutos secos, etc.

No es necesario hacerlo a la plancha, se puede comer una vez sacado del envase y escurrido. También puedes usar para tus rollitos legumbres de bote y otras conservas, como zanahoria encurtida, remolacha, espárragos blancos, maíz dulce o brotes de soja.

Artículo relacionado

frutas jugosas julio verano hidratacion

6 jugosas frutas para hidratarte en verano

4. Wraps o rollos de trigo o maíz

Usa tortillas de trigo o de maíz, o pan de durum, y añade todo lo que te apetezca o tengas por la despensa. También puedes completarlo con preparaciones que tengas por la nevera como ensaladilla rusa vegana, algún paté vegetal, etc.

Aprovecha conservas y encurtidos como pimientos de piquillo, espárragos blancos, pepinillos, palmitos, chucrut, etc. y ponle hierbas frescas si tienes (cilantro, perejil, albahaca, cebollino…).

A los rollitos también puedes ponerles legumbres cocidas o tofu, que queda muy bien, o alguna carne vegetal que te guste y que venga ya preparada (seitán o tempeh, por ejemplo).

Varía en tus rellenos y móntate wraps siempre que te apetezca. También son muy buena opción para llevar, solo tienes que envolverlos bien.

5. Patés vegetales

Los patés de legumbres, especialmente, se pueden hacer en un momento y sin encender fogones. Parte de legumbres de bote ya cocidas y prepara patés vegetales de la misma forma que el hummus: batiendo la legumbre con especias, hierbas y otros ingredientes que le den sabor, textura y color, como el tahini, pimentón, aceite de oliva, aceitunas, alcaparras, remolacha, aguacate…

Los patés o cremas vegetales de legumbres te duran en la nevera hasta 3 días, así que puedes aprovechar para hacer una buena cantidad y tener siempre a mano.

Para picar con estos patés ten siempre zanahorias en la nevera, pimientos frescos, colines integrales, pitas integrales o lo que más te guste (o todo).

Artículo relacionado

Paté de lenteja roja o coral

5 patés vegetales que querrás tener siempre listos

6. Batidos y cremas

No es necesario hacer complicados smoothies ni batidos con mil frutas. Nuestra sopa más internacional es el gazpacho, un batido fresco de hortalizas de verano. Ahora que es temporada las encontrarás buenísimas y bien de precio, ¡así que aprovecha!

Para hacer gazpacho o salmorejo no necesitas encender ningún fogón. Reutiliza botellas de vidrio o cómprate una jarra de un par de litros para tener siempre gazpacho fresquito a punto.

El salmorejo, si lo hacemos con poca agua, nos sirve también como entrante o para acompañar platos, igual que si fuese un paté vegetal. En ambos casos te duran en la nevera unos 3 días, siempre en un envase bien cerrado. Si quieres hacer de una vez una gran cantidad, puedes congelar una parte.

Después solo tienes que descongelarlo en la nevera (lo dejas la noche antes, por ejemplo) y remover bien.

Artículo relacionado

batido-spring-soul-carla-zaplana

Spring soul, un capricho refrescante

7. Fruta fresca

Sandías, melones, manzanas, peras, melocotones, cerezas… La sandía y el melón no faltan en mi casa, son las frutas más refrescantes que tenemos y siempre apetecen. Haz sitio en la nevera y no compres más de la cuenta.

Los melones que suelo comprar son variedades de tamaño pequeño, que me gustan mucho por su sabor, como el galia y el cantalupo. Lo bueno es que además pesan poco (1,5 kg como mucho), caben perfectamente en la nevera y tienen muy buen tamaño para llevar.

Con el resto de frutas, si hay alguna oferta especial, lo que hago es comprar más cantidad, lavar, pelar, trocear y congelar. Con esta fruta congelada puedes hacer helados y batidos muy fríos rápidamente.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?