recetas-siempre
Gastronomía consciente
Virginia García
Chef vegana
Virginia García

Toque gourmet

Lleva tus platos de siempre al siguiente nivel con estas 11 ideas

Lentejas con arroz, espinacas con garbanzos... ¿Qué tal si le damos un plus a las recetas de toda la vida?

A veces la diferencia entre el plato "de siempre" y uno "gourmet" está en un simple cambio de método de cocción, de especias o de forma de presentación.

Muchas veces nos aburrimos de los mismos platos que hemos aprendido a cocinar y todo lo que se salga de ahí nos parece invertir un tiempo que no tenemos en aprender cosas nuevas. Sin embargo, con unas sencillas modificaciones podemos pasar del plato de toda la vida a una preparación completamente nueva y exquisita, sin tener que comernos la cabeza buscando nuevas ideas.

En el artículo de hoy os explico cómo transformar algunos platos muy básicos para que veáis que aportar variedad es más fácil de lo que parece. Siéntete libre de hacer tus propias modificaciones según tus gustos y lo que tengas en la despensa.

1. De lentejas con arroz a… risotto con lentejas

Utiliza un arroz para risotto (arborio, carnaroli, etc) y lentejas ya cocidas y escurridas. Sofríe las lentejas antes de añadir el arroz y prosigue como un risotto normal. Añádele hierbas frescas si tienes. Por ejemplo, albahaca, perejil o cebollino.

2. De espinacas con garbanzos a… Chana saag

Chana saag es un curry de espinacas con garbanzos. En lugar de hacer el clásico potaje, haz un sofrito con cebolla, jengibre y ajo y añádele cúrcuma, comino y curry o garam masala.

Agrégale unos tomates cortados en dados, y cuando estén bien blanditos, espinacas (pueden ser congeladas, en porciones) y los garbanzos ya cocidos. Vierte suficiente agua para cubrirlo todo y deja que se cueza hasta que espese. Si tienes garbanzos remojados haz lo mismo pero en la olla exprés. Añade más agua, ciérrala y cuécelo todo junto unos 20 minutos, como harías normalmente.

Sírvelo caliente con cilantro picado por encima.

3. De potaje de alubias a… curry de alubias

Se puede hacer de forma similar a las espinacas con garbanzos pero con alubias y las verduras que prefieras. Recuerda que la base ha de ser un sofrito abundante que espese bien el caldo, y especias como curry ya preparado, garam masala, panch puran, jengibre, cúrcuma, etc.

Para darle más consistencia al plato añade también un par de patatas cortadas en dados o trozos medianos, un puñado de col o repollo picado bien fino y, si quieres, chorizo vegano (o solo el sabor, con pimentón ahumado).

Sírvelo con un arroz integral o quinoa cocida.

4. De arroz y kale a… cazuela de arroz y kale al horno

En lugar de saltear ambas cosas juntas y servir, dora la kale con un poco de ajo y aceite de oliva y mézclala con el arroz. Pica una cebolla y dórala también a la sartén. Precalienta el horno a 200ºC. Mezcla en una fuente para horno el arroz y la kale, y pon por encima la cebolla doradita.

Añade unas cucharadas de leche de coco (de lata), que cubran casi toda la superficie, y ásalo 20 minutos a 200ºC o hasta que se dore ligeramente.

Sírvelo caliente.

5. De cuscús con verduras a… ensalada de cuscús con tofu al grill

Haz tu cuscús normal y dora unas cuantas verduras a la sartén, cortadas en dados (zanahoria, cebolla, pimiento, calabacín, ajetes, pimientos, etc., lo que tengas). Mézclalo todo añadiendo ½ cucharadita de ras-el-hanout.

En una sartén grill dora unas lonchas de tofu duro, lo justo para marcarlas. Añade al final un chorrito de salsa de soja encima de ellas y apaga el fuego. Sirve el cuscús en un bol o fuente con el tofu por encima.

Si lo prefieres puedes hacer también las verduras al grill o al vapor, como más te gusten.

6. De macarrones boloñesa a… cacerola de pasta boloñesa

En lugar de servir los macarrones con la salsa boloñesa, haz una cacerola al horno que te dure para varias comidas. Cuece más pasta de lo que tenías previsto (y preferiblemente integral) y haz más boloñesa de soja texturizada también.

Aprovecha y prepárala con una base de sofrito con más verduras (cebolla, ajetes, pimientos, zanahoria, kale picada fina, guisantes, judías verdes picadas, puerro, apio, col, tomates cherry, etc). Precalienta el horno a 200ºC.

Mézclalo todo en una fuente grande para horno. Puedes ponerle por encima, si quieres, levadura de cerveza, algún queso vegano, nata de soja para cocinar, etc.

Ásalo al horno 20 minutos o hasta que la superficie se dore ligeramente.

7. De judías verdes con patatas a… pastel de patatas y judías verdes

En lugar de rehogar o hervir las judías verdes, blanquéalas y dóralas a la sartén, cortadas en trozos más pequeños. Haz más patatas al vapor o hervidas hasta que estén blandas.

Aplasta las patatas con un poco de sal y aceite de oliva y un chorrito de bebida de soja (sin azúcares ni sabores). Mezcla las judías verdes con el puré de patatas y añade también unas cucharadas de guisantes tiernos, maíz, zanahoria en tiras, aguacate en daditos y cebolla de primavera picada fina.

Ponlo en un molde o una fuente en la que quepa todo y aplástalo para darle forma. Si quieres puedes gratinarlo unos minutos para una presentación deliciosa.

8. De pisto a… tempeh al pisto

Podemos hacer más cantidad de pisto de verduras para guardar pero en lugar de servirlo solo, aprovecharlo como base para otros platos. Por ejemplo este.

Dora unos dados de tempeh a la sartén con aceite de oliva y ajo. Vierte un chorrito de salsa de soja por encima, muévelo bien y añade el pisto. Si lo quieres con salsa para mojar simplemente añade un poco de agua, remuévelo bien y deja que se caliente todo junto.

Queda mejor aún de un día para otro (guárdalo siempre en la nevera).

9. De ensaladilla rusa a… ensaladilla rusa de hummus con verduras

Este cambio es muy simple. Haz tu ensaladilla rusa normal pero en lugar de mayonesa vegetal utiliza hummus.

Para que tenga un sabor más parecido a la tradicional, puedes mezclar un par de cucharadas de mayonesa vegetal con el hummus o añadirle un poco más de zumo de limón y un chorrito de bebida de soja (sin azúcar y sin sabores).

Sírvelo fresquito.

10. De patatas a la riojana a… dauphinoise al chorizo vegano

Corta las patatas en lonchitas en lugar de en trozos. El chorizo vegano igual. La cebolla la puedes picar o rallar. El ajo, mejor machacado.

Precalienta el horno a 180ºC.

Pon en una fuente de horno las patatas intercalando con rodajas de chorizo vegano. Pon por encima el ajo, la cebolla y sal. Vierte un buen chorro de bebida de soja (sin azúcar y
sin sabores) y espolvorea con pimentón dulce y ahumado.

Hornéalo 40 minutos o hasta que las patatas estén bien hechas y ligeramente doradas por arriba.

11. De ensalada de patatas a… wraps de ensalada con seitán

En lugar de servir la ensalada de patata tal cual, aplástala ligeramente con un tenedor y añádele seitán dorado en trocitos. Extiende una cantidad moderada en tortillas de trigo, ponle un puñadito de lechuga cortada (o ensalada de bolsa) y enróllalo.

Si quieres puedes ponerle también alguna salsa casera (tomate, mayonesa vegetal, pesto vegano, etc).

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Cuerpomente?