Verano

7 bocados que acompañarán tus días de sol y playa

¡No pases hambre este verano! Te recomendamos algunas recetas que aguantan muy bien el calor.

Si vas a pasar el día en la playa en algún momento te entrará hambre (y sed, por supuesto). Con tantas horas al sol necesitarás alimentos que te refresquen y te nutran a la vez. No es necesario que te lleves la clásica nevera rígida para meter de todo y mantenerlo frío, pero sí es buena idea llevar un bolso o mochila isotérmicos para que lo que lleves no se estropee.

Aquí te dejo algunas ideas de cosas que puedes llevar a la playa que se mantienen bien y no ocupan demasiado.

Artículo relacionado

aguacate-verano

4 ideas con aguacate para refrescar tu verano

1. Gazpacho

Además de agua, una botellita de gazpacho. Puedes hacerlo casero a tu gusto, con o sin pepino, o comprarlo hecho. Hay bastantes marcas que venden gazpachos muy aceptables.

El gazpacho, además de estar fresquito, te nutre y te hidrata por su gran contenido en agua. Se mantiene muy bien si lo llevas ya frío y lo mantienes dentro de una bolsa isotérmica a la sombra.

2. Salmorejo

Si quieres algo más simple, hazte un salmorejo para beber. Solo tienes que añadir un poco más de agua y tendrás otro refresco saludable en un momento. Se guarda y se mantiene igual que el gazpacho.

Artículo relacionado

ensaladas orientales

4 ensaladas orientales para refrescar tu paladar

3. Wraps

Elige las tortillas que más te gusten y rellénalas de todo lo que quieras. Yo recomiendo meter tanto legumbres como verduras y alguna crema o paté que tengas por casa, como guacamole, hummus, etc. Envuelve cada wrap individualmente en papel de hornear y guárdalo fresco, en la misma bolsa isotérmica donde lleves las bebidas.

Lo mejor de los wraps es que las tortillas son blanditas y no absorben muchos líquidos, y con el paso del tiempo no se ponen ni correosas ni duras como el pan. Además, son más fáciles de comer (no se te caerá el relleno por los lados) y frescas.

Una de mis combinaciones favoritas es base de hummus, tomates cherry por la mitad, aguacate en tiras, rúcula, canónigos, soja texturizada barbacoa, espárragos blancos y tahini.

4. Barritas caseras

Hazlas de cereales, frutos secos y frutas. Por ejemplo de granola con orejones, pasas y arándanos secos más mantequilla de cacahuete. Puedes envolver cada barrita individualmente para ir sacándolas cuando quieras. Es un snack rápido y dulce que sienta muy bien en la playa, la verdad.

Si no tienes tiempo de hacer barritas caseras siempre puedes hacer bolitas con los mismos ingredientes, meterlas en una bolsita y listo. Es decir, en lugar de mezclar todos los ingredientes, poner en una bandeja, aplastar, hornear, enfriar, cortar, etc., hazlas crudas.

Todos los ingredientes del muesli, granola y similar se pueden comer crudos, al igual que las frutas desecadas, frutos secos y mantequilla de cacahuete. Mantenlas fresquitas y no las aplastes con otros objetos.

Artículo relacionado

Refrescos caseros saludables

Refrescos saludables... ¡sin renunciar a las burbujitas!

5. Fruta fresca

Peras, manzanas, uvas (si hay), una rodaja de sandía bien envuelta o medio melón galia son muy buenas opciones para llevar a la playa. Aguantan bien, las puedes llevar ya lavadas y cortadas, refrescan mucho y ayudan a hidratar tu cuerpo. Evita frutas que maduren demasiado rápico como melocotones, fresas o nísperos.

Lo más recomendable es llevarlas sin pelar, pues se conservan mejor. Yo prefiero llevarlas enteras porque la pulpa permite que no se oxide tan fácilmente como si las llevamos cortadas. Además, así evitamos el trabajo de tener que pelar y cortar en casa y usar un envase, que ocupa sitio para llevarlas.

6. Hummus con zanahoria

Puede ser una buena opción para tu día de playa llevar un envase pequeño con hummus y algo para picar, como palitos de zanahoria cruda. En casa igual no te parece el mejor plan, pero en la playa lo agradecerás.

El frescor de las zanahorias junto con su textura crujiente las hace muy agradables para comer solas o untadas en un buen paté casero como el hummus. Llévalo por separado en la misma bolsa isotérmica de las bebidas.

Artículo relacionado

Helados caseros sanos

8 helados sanos que puedes hacer fácilmente en casa

7. Frutos secos

Para picar a cada rato, como aperitivo o como quieras. Llévate un buen puñado de casa, preferiblemente tostados sin sal o crudos, y si quieres que sea más cómodo, que sean ya pelados. Por ejemplo anacardos, avellanas, almendras, nueces, piñones, habas, etc.

Los frutos secos no se ponen malos con el calor, pero sí pueden ponerse blandos con la humedad, así que mantenlos en un recipiente o bolsa con zip bien cerrada hasta que los uses.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?