De temporada

4 irresistibles postres con boniato

Seguro que habrás comido el boniato asado, pero ¿has probado a hacer otros dulces con boniato, como una crema de postre con nata, unas tortitas o unas natillas?

El boniato es un ingrediente súper versátil que está ahora de temporada. Gracias a su sabor dulzón, un poco más que las zanahorias, y su textura cremosa, nos sirve tanto para platos salados como dulces. Es muy fácil hacer postres con boniato. De hecho, un simple boniato asado con unas nueces ya sería un postre estupendo y saludable. Pero podemos hacer muchas más recetas con boniato, desde cremas hasta panes.

Como el boniato tiene un tiempo de cocción similar al de la patata, para las recetas dulces necesitaremos boniatos previamente cocinados, bien sea asados, cocidos o al vapor. Puedes hacer una tanda de boniatos al horno (todos los que quepan) y guardar alguno para hacer estos postres.

1. Crema de boniato con nata

Si no encuentras nata montada en spray, puedes usar nata vegana para montar (hay de soja, arroz, coco, etc.) o bien hacer nata montada de coco y ponerla en los vasitos con una manga pastelera.

Ingredientes:

  • 1 boniato grande asado o cocido (que haya estado en la nevera)
  • ½ taza de nueces picadas
  • ¼ de cucharadita de canela
  • Nata vegana montada en spray (de soja o de arroz)

Preparación:

  1. Machaca con un tenedor el boniato con la canela y ponlo en dos vasitos de postre.
  2. Por encima coloca las nueces, y sobre todo ello la nata montada. Puedes poner crocante de almendras o de avellanas sobre la nata montada.
  3. Sírvelo frío.

2. Natillas de boniato

Puedes acompañar estas originales natillas con trocitos de chocolate, frutas o galletas veganas.

Ingredientes:

  • 800 ml de bebida de soja, almendras, avena o arroz
  • 1 boniato asado o cocido (frío) mediano
  • 3 cucharadas de azúcar
  • 1,5 cucharadas de almidón de maíz
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla

Preparación:

  1. Bate con la batidora la mitad de la bebida vegetal con el boniato, el azúcar y la vainilla.
  2. Pon la mezcla a cocer en una cacerola o un cazo, a fuego medio, removiendo de vez en cuando.
  3. Cuando la mezcla vaya a entrar en ebullición, disuelve el almidón en el resto de bebida vegetal y añádelo al cazo. Remueve rápidamente y baja un poco el fuego.
  4. Cuando espese un poco, retíralo del fuego, ponla en vasitos o tacitas individuales y deja que se enfríe en la nevera.
  5. Sirve estas natillas frías.

Artículo relacionado

recetas-boniatos

5 recetas para convertir el boniato en el ingrediente estrella

3. Tortitas de boniato

Estas tortitas se comen calientes. Al servirlas, puedes ponerles chocolate rallado o derretido, o nata vegetal montada. ¡Lo que prefieras!

Ingredientes:

  • 1 taza y ¾ de harina de trigo normal
  • 2 cucharadas de azúcar moreno
  • 2 cucharaditas de levadura de repostería
  • 1 taza y ¼ de bebida de soja, almendras o avena
  • ½ taza de boniato cocido o asado
  • 2 cucharadas de aceite de oliva de sabor suave
  • ½ cucharadita de extracto de vainilla (opcional)

Preparación:

  1. Pon todos los ingredientes en la batidora y bátelo todo junto hasta obtener una crema homogénea y suave.
  2. Calienta una sartén antiadherente a fuego medio con una pizca de aceite. Basta con unas gotas: extiéndelas por todo el fondo con un trocito de papel de cocina.
  3. Vierte un cacito de masa por cada tortita que quepa y deja que se haga unos 3 minutos, hasta que la superficie empiece a secarse. Dale la vuelta, cocínala un par de minutos por el otro lado y sácala a un plato.
  4. Repite con el resto de masa.
  5. Sírvelas calientes.

Artículo relacionado

como-cocinar-boniato

Cómo cocinar boniato hasta en los postres

4. Pan de boniato sin gluten

Ingredientes:

  • 2 cucharadas de semillas de lino remojadas en 6 cucharadas de agua caliente durante 15 minutos.
  • 1 taza y ½ de boniato asado o cocido, pelado (aproximadamente 1 boniato grande)
  • ½ taza de aceite de oliva de sabor suave
  • ½ taza de bebida de soja, almendras o avena
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • ¼ de cucharadita de canela
  • 1 taza y ½ de harina de trigo sarraceno
  • 2 cucharadas de almidón de maíz (maicena)
  • 1 taza de azúcar de coco
  • 2 cucharaditas de levadura de repostería

Preparación:

  1. Precalienta el horno a 175 ºC con calor arriba y abajo.
  2. Unta un molde rectangular (de los largos y altos) con una fina capa de aceite y espolvorea con un poco de harina.
  3. En un bol mezcla la harina, almidón, canela y levadura.
  4. En otro bol bate a mano el boniato con el aceite, añadiendo poco a poco la bebida vegetal.
  5. Agrega la vainilla y el lino remojado y bátelo bien.
  6. Añade poco a poco el azúcar de coco sin dejar de batir.
  7. Agrega poco a poco la mezcla de harinas hasta que se forme una masa suave y homogénea.
  8. Vierte la mezcla en el molde y hornéalo unos 50 minutos a 175 ºC a altura media, o hasta que esté doradito por arriba y bien hecho por dentro. Puedes probar a clavar una brocheta cuando lleve 50 minutos. Si no sale manchada de masa es que ya está listo. Si no, déjalo 10 minutos más.
  9. Sácalo y deja que se enfríe en el molde antes de sacarlo y probarlo.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?