Cada día una diferente

5 tostadas con pan integral para tus desayunos veganos

¿Te gusta desayunar pan? Elige un buen pan integral y adelante: además de la clásica tostada con aceite de oliva, hay muchas más opciones veganas igual de sanas.

Hay muchas opciones para un desayuno saludable y vegano, y una de ellas son las tostadas. La base de una buena tostada es el pan: integral siempre, sean barritas, molletes o rebanadas grandes de pan redondo. Pueden llevar semillas o harinas de otros cereales, pero lo importante es que partamos de una base de pan integral para que nuestro desayuno sea saludable.

Después podemos pensar en un montón de toppings que, además, son súper rápidos. Para la mayoría no tienes que cocinar nada. Aquí te dejo mis opciones favoritas para desayunar tostadas a diario.

1. Tostada clásica de pan integral con aceite de oliva

Con media barrita de pan integral o una rebanada grande de pan redondo podemos hacer las clásicas tostadas de desayuno solo tostándolas un poquito en la sartén (o en la tostadora) y poniéndoles por encima un buen aceite de oliva y sal.

Para darle más sabor y que sea más nutritiva, puedes rallar un tomate por encima. Elige siempre tomates bien carnosos y maduros, idealmente en temporada, para que aporten el máximo sabor posible.

Artículo relacionado

Desayunos salados saludables

5 desayunos salados con fibra y proteína

2. Tostada con aguacate

Si queremos innovar un poco además de añadir proteínas y grasas de calidad, y hacer la tostada mucho más saciante, solo tenemos que preparar un buen pan integral tostándolo ligeramente y añadir aguacate cortado en lonchitas con una pizca de sal por encima.

Con el aguacate van bien muchas cosas, así que puedes añadir también alguna crema de frutos secos (de cacahuete, almendras, anacardos, etc.), encurtidos (aceitunas, alcaparras, pepinillos, zanahorias, etc.) o quesos veganos a base de semillas o frutos secos.

3. Tostada con queso crema vegano

Podemos untar cualquier rebanada grande de pan tostado con el queso vegano untable más fácil de hacer: el labneh. Solo tienes que poner unos yogures vegetales a escurrir en una tela, durante unas 24 horas, después añadir un poco de sal y un pelín de zumo de limón y ya tienes tu queso vegano para untar.

Sobre este labneh casero se pueden poner añadidos tanto dulces como salados. Prueba a combinarlo, por ejemplo, con un revuelto de tofu, con unas lonchas de tomate o con unos pimientos del piquillo asados. También queda muy bien con frutas como el plátano, la pera, la piña, las fresas o los higos.

4. Tostada con una base de hummus

Si tienes hummus ya hecho, es una opción muy práctica por la mañana. Solo has de untar tu pan tostado con este paté vegetal y listo.

Sobre el hummus puedes poner, además, muchas cosas saladas que le van estupendamente y que aportarán frescor a tus tostadas: pepino en rodajas finitas, tomates, rúcula, canónigos, calabacín a la plancha, aguacate, etc., y hierbas como la menta, la hierbabuena o la albahaca fresca.

Artículo relacionado

recetas hummus

10 recetas de hummus que todavía no has probado

5. Tostada de frutas

Hay frutas que van muy bien con el pan tostado. Por ejemplo el plátano, por su cremosidad, pero también la piña, la pera, la manzana, los higos y las fresas. Utiliza las frutas que haya de temporada y corona tus tostadas con canela para más sabor.

Si quieres que además sean calientes, puedes gratinar las tostadas un ratito al horno.

Otras opciones por si te levantas con hambre

Si te sueles levantar con hambre, elige tostadas más saciantes. Por ejemplo, de tofu a la plancha o revuelto de tofu, al que puedes añadir también levadura desamargada. Prueba combinaciones de cremas de frutos secos con hummus y hortalizas frescas como tomates, pepinos, cebolla o cebolleta.

Si lo prefieres, puedes hacerte unas tostadas al estilo de un desayuno inglés poniendo por encima unas alubias cocidas con tomate, si las tienes ya hechas, o de bote. En este último caso, elige unas de calidad.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?