Se acabó

A la familia no se le tiene que consentir todo

No tienes que aguantar que la gente que te dice que te ama se meta en tu vida. Que opinen sobre cosas que no son de su incumbencia. Que te tiren a los pies de los caballos. Que te critiquen. Que te hagan sentir mal por ser libre.

No le debes amor a las personas que no te quieren.
A aquellas que con sus actos o palabras te desprecian.
Que te dicen que lo que quieren es tu bien pero lo que buscan es su bien.

No tienes que mendigar el cariño de tu familia.
Ni esforzarte para que no te rechacen.
No tienes que aguantar que la gente que te dice que te ama se meta en tu vida.

Que opinen sobre cosas que no son de su incumbencia.
Que te tiren a los pies de los caballos.
Que te critiquen. Que te hagan sentir mal por ser libre.

Artículo relacionado

amar no es servir

Amar no es servir

No has de ceder al chantaje.
A ese que te hacen para obtener lo que necesitan de ti.
No, tu familia no te puede forzar a hacer nada en su nombre.

Hazlo por la familia, anda.
Por la familia quédate aquí y trabaja en el negocio familiar.
Por la familia no le digas a la abuela que eres lesbiana.

Por la familia cásate que le va a hacer ilusión a tu padre.
Por la familia no te separes.
Nadie puede exigirte que seas infeliz para cumplir con la idea del mundo de otros.

Ni convertirte en una desgraciada para que los demás no se incomoden.
Si tu familia te quiere, te tiene que querer como eres.
Y si no lo hace es que no te sabe querer.

Y a la familia que no te quiere, con todo el dolor del corazón, se la deja atrás.
Se rompen lazos.

Se manda a la mierda.
Se dice hasta aquí.
Se grita se acabó.

Artículo relacionado

perdona-por-pensar-en-mi-por-una-vez

Perdona por pensar en mí (y no en ti) por una vez

A la familia que no comprende que familia es un lugar en el que puedes ser tú y en el que te tienes que sentir cuidada, valorada y correspondida.
Le queda grande.
El nombre de familia.
Porque la familia es siempre una decisión.

Esa que tiene que ver con juntar los cuerpos.
Para no sentir que somos balsas a la deriva.
Sin ningún rumbo.
Ni verdad.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?