La voz de Roy

Cualquier día es perfecto para volver a empezar

Cualquier día es perfecto para acabar con esa relación de mierda de una vez por todas. Para ponerle límites a tu madre. Para empezar a vislumbrarte en el futuro de otra manera. Para reclamar tu espacio y tu tiempo. Para empezar a delegar.

 

La voz de Roy es un podcast del escritor Roy Galán para la revista Mentesana. Escúchalo y compártelo.

Año nuevo.
Vida nueva.
Como si fuera tan sencillo empezar otra vez.
Enmendar.

Año nuevo y todo lo que te propones.
Ir al gimnasio, comer mejor, hacer cosas solo por ti, aprender a decir que no, apuntarte a inglés, colocar la bombilla, arreglar la pata de la silla.

Lo mismo que el año anterior.
Pero ahora un poco mayor, con un poco más de cansancio, con mucha más decepción por no haber hecho lo que te prometiste que harías.

Pero es que no puedes más.
El trabajo, las responsabilidades, los compromisos.
Te van secando, van acabando con todas las ilusiones y las ganas.
Solo quieres evadirte. No pensar. Dejarte mecer por los estímulos.

Pero eso no te conduce a ningún sitio.
O te lleva a un lugar en el que ya sabes lo que hay: nada.
La nada más infinita.

Artículo relacionado

esperas-demasiado-de-tus-hijos

¿Tus hijos no son como esperabas que fuesen?

Da igual si es 2 de enero o 15 de junio.
Cualquier día es perfecto para tratarte mejor.
Para dejar de darte asco y de hacerte daño.
Para hacerte consciente de lo que sí tienes.
Y dejar de echar en falta lo que nunca has tenido.

Cualquier día es perfecto para acabar con esa relación de mierda de una vez por todas.
Para ponerle límites a tu madre.
Para empezar a vislumbrarte en el futuro de otra manera.

Para reclamar tu espacio y tu tiempo.
Para empezar a delegar.
Para que te escuchen.

Artículo relacionado

se-nos-va-la-vida-viendola-pasar

Se nos va la vida... viéndola pasar

Año nuevo.
Vida nueva.
Pero no hay más vida que esta.

Esta que está atravesada por nuestras historias, dolores y belleza.
Esta que tanto y tanto cuesta.
Esta en la que a veces quieres cambiar algo y te mueres antes de hacerlo.

Y a veces lo cambias y no sirve de nada.
Pero a veces.
Joder, a veces.
La vida te sorprende.

Y un 2 de enero o un 15 de junio estás haciendo una lista de cosas.
Sales de casa.

Te enamoras, te dan el trabajo de tus sueños, te reconocen lo que has hecho, te reconcilias con aquella amiga y te pides perdón y te permites y te das un homenaje y te celebras y acabas bailando no sabes muy bien cómo pero teamanece tras la noche más divertida.

A veces solo hace falta aprender a valorar.
A decirnos.
Instante nuevo.
Nueva oportunidad.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?