La voz de Roy Galán

Cuando salgamos de esta...

Cuando salgamos de toda esta clausura. Cuando recuperemos algo de eso que llaman libertad. Cuando los confines vuelvan a ser los que queramos recorrer. No olvidemos lo efímero y lo frágil.

La voz de Roy Galán es un podcast del escritor Roy Galán para la revista Mentesana. Escúchalo y compártelo

Nada es para siempre.
Ni el amor.
Ni tu abuela.
Ni la esquina de la calle en la que jugabas de pequeña.

Nada es para siempre.
Absolutamente todo se acaba.
Se acaba el verano.
Se acaban las naranjas en el árbol.
Se acaba el deseo.

Nada es para siempre.
A veces algo lo cambia todo.
Todo lo que creías seguro.
Inmutable y cierto.
Desaparece.

Artículo relacionado

amor_en_la_distancia

Cuando quieres abrazar a alguien y no está

Nada es para siempre.
Aunque nos hayamos acostumbrado a los abrazos.
A ver una y otra vez el mismo paisaje.
A que si hacemos una cosa tendrá el mismo resultado una y otra vez.

Pero nada es para siempre.
A veces se derriba la casa en la que creciste.
Y a tu abuela se la lleva un virus.
A veces, el temblor.

Ese que descoloca tus cosas.
Que las esconde.
Las cambia de sitio.
Y ya no eres el mismo.

A veces la existencia se detiene.
Se deforma.

Se vuelve irreconocible ante tus ojos.
Y no sabes si lo que estás viendo es la realidad.
Pero lo es.
Aunque parezca un mal sueño.

Artículo relacionado

manos

Ojalá todo esto que está pasando nos devuelva algo de humanidad

Nada es para siempre.
Por eso hay que respetar al tiempo por lo que simplemente es.
Una oportunidad de oro.
Reluciente y brillante.

El ahora nos sigue dando una opción y una posibilidad.
De seguir aquí.
Nunca vamos a regresar.
Nada lo hará.

Así que cuando salgamos de toda esta clausura.
Cuando recuperemos algo de eso que llaman libertad.
Cuando los confines vuelvan a ser los que queramos recorrer.
No olvidemos lo efímero y lo frágil.

No olvidemos este asombro de estar juntos en el mundo.
Porque solo de esta manera.
Solo recordando que nada es para siempre.
Que lo único que sabemos con seguridad es que todo tendrá un fin.
Podremos de verdad valorar cada cosa en su justa medida.

Artículo relacionado

no-somos-eternos-roy-galan

No somos eternos

Cada gesto, cada elección, cada beso.
Cada caricia, cada despedida.
Cada palabra dicha.
Escogiéndola con cuidado y respeto.
Como si fuera la última.

Porque puede serlo.
Y nosotros sin saberlo.

Cuando podamos regresar al planeta.
Pensemos si merece la pena odiar a los demás.
Si queremos usar nuestro espacio para hacer daño y herir.

O si por el contrario.
Decidiremos amar.
Decidiremos la bondad.
Decidiremos la amabilidad.
Hasta el final de nuestros tiempos.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?