Díselo ahora

Cuando tu madre no esté

Sé generoso o generosa con tu madre. Porque ella dejó de dormir por ti. Ella te cuidó cuando tú no podías cuidarte. Te posibilitó la vida. Porque sin ella hubieras muerto. No estarías aquí.

No te avergüences de tu madre.
De su ropa o su pelo o su incapacidad para entender algo.
No le hables mal.
No la desprecies.

Sé generoso o generosa con ella.

Porque ella dejó de dormir por ti.
Ella te cuidó cuando tú no podías cuidarte.
Te posibilitó la vida.
Porque sin ella hubieras muerto.
No estarías aquí.

No te acostumbres a tu madre.

A que esté pendiente.
A que te haga algún favor.
A que haga de niñera de tus hijos e hijas.

Artículo relacionado

Esther vivas 2

"Hay que valorar más todo lo que tiene que ver con la maternidad"

No pierdas tu tiempo junto a ella estando enfadado.
Porque un día tu madre no va a estar.
O tú.
Un día la vas a echar de menos.
Muchísimo.

Y lo que más vas a querer hacer es volver a verla y decirle muchas cosas.

No te quedes con todas esas cosas dentro.
No esperes a que sea tarde.
Porque ahora es lo único que tenemos.

Artículo relacionado

deja de preocuparte encuentra soluciones

Deja de preocuparte: ¡ocúpate!

Ahora puedes pedir perdón.
Ahora puedes agradecer.
Y ahora puedes decir: "Te quiero, mamá".

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?