La voz de Roy Galán

Maldita culpa impuesta, déjame vivir

Para ser más libres deberíamos deshacernos de esa maldita culpa impuesta. No sentirnos mal cuando lo estamos pasando bien. No dejar que nos arrebaten también esa alegría. No permitir castigarnos por comer un dulce. Odiarnos.

 

La voz de Roy Galán es un podcast del escritor Roy Galán para la revista Mentesana. Escúchalo y compártelo.

Existe toda una cultura de la culpa.
Que te hace sentir culpable por el placer.
Sentir que mereces un castigo por disfrutar.

Así, cuando te das un capricho, aparece inmediatamente esa culpa.
Una especie de voz todopoderosa que te recuerda que deberías haber hecho otra cosa.
Estar aprovechando “mejor” tu día.

Haciendo “algo” productivo.
No comiendo eso que te gusta tanto y que, obviamente, engorda.
La culpa con la comida es además una fuente de ingresos para la industria de la belleza.

Artículo relacionado

sentir-herir-roy-galan

Por no sentir, te dedicas a herir

Por un lado te tientan con muchísimos productos riquísimos y llenos de aditivos y calorías.
Y por otro te venden el remedio.
Te enferman y en el pasillo siguiente (a un precio más caro) te curan.
Comes cosas malas y luego pagas más por las buenas.
Para redimirte.

Porque al final esa culpabilidad es muy rentable.
Porque estamos muy dispuestos a hacer de todo por purgar esa responsabilidad que recae de manera externa sobre nuestros hombros.

Por eso deberíamos siempre, para ser más libres, deshacernos de esa maldita culpa impuesta.
No sentirnos mal cuando lo estamos pasando bien.
No dejar que nos arrebaten también esa alegría.
No permitir castigarnos por comer un dulce.
Odiarnos.

Porque al final eso es lo que quieren: que nos odiemos.
Porque cuando alguien se odia (cuando no se quiere) es mucho más fácil venderle un producto.

Todos los seres humanos tenemos cuerpos diversos.
Todas las pieles tienen estrías porque están vivas.
Querer convertir todos los cuerpos en una única imagen es imposible.
Por eso nos meten con calzador una imagen irreal.
Inalcanzable.

Artículo relacionado

poder-contar-contigo-roy-galan

Eres mi faro y mi orilla: te necesito

Porque saben que dedicaremos mucho a parecernos a eso.
Porque saben además que nunca llegaremos.
Y que siempre, como el horizonte, será un poco más allá.
Un poco más lejos.

No dejemos que sean otros quienes dicten nuestros humores.
No les dejemos entrar en estos espacios privados que tienen que ver con todo lo que es la vida.
No permitamos que nos hagan perder existencia.
Que nos controlen de esa manera.
Que nos limiten la libertad.

Artículo relacionado

obligado-no-obligarte-roy-galan

Tu única obligación es no obligarte

Para intentar encontrar sea lo que sea la felicidad sin sentirnos culpables.
Que no controlen qué nos metemos en la boca o con quién nos acostamos o enamoramos.
No de esa manera.

Lo que ha de ser tu vida, tu modo, solo lo has de marcar tú.
Juntando todo esto que solo es esta vez.
Y que no podemos desperdiciar.
Intentando una y otra vez.
Agradar.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?