La voz de Roy Galán

Das tanto que te pierdes dando

Roy Galan
Roy Galán

Escritor

Nadie nos enseñó que dar sin medida también es perjudicial. Que no podemos traicionarnos por unas migajas de cariño. Que la gente que te quiere. Te tiene que querer siendo tú. No haciendo lo que la gente quiere que hagas.

Escucha aquí el podcast del escritor Roy Galán.

Todos los seres humanos queremos que nos quieran.
Y por eso, muchas veces, hacemos cosas que no queremos hacer.
Nos aleccionan para el sí.
Para complacer bajo la amenaza de que negarnos a algo podría suponer que nos retiraran el afecto.

Nos instruyen en la idea de que la bondad tiene una recompensa.
Que cuando das te devuelven lo dado.
Y no es verdad.

A veces das y das y das y das y das.
Para que tu entrega haga imposible que nadie jamás pueda decir nada malo de ti.
Das tanto para que nadie llegue realmente a ti.
Das tanto que te pierdes dando.

Porque nadie nos enseñó que dar sin medida también es perjudicial.
Que no podemos traicionarnos por unas migajas de cariño.
Que la gente que te quiere.
Te tiene que querer siendo tú.
No haciendo lo que la gente quiere que hagas.

Artículo relacionado

palabras como automatismos sin verdad

Palabras como pilotos automáticos y sin nada de verdad

Hay veces que hay que plantarse.
Que hay que fabricar un no en la boca.
Y escupirlo.
No.

Porque hay noes que son en legítima defensa.
Hay noes que son una caricia a uno mismo.
Que trazan una línea y dicen aquí no.
Aquí no puedes entrar.

Porque si te doy esto.
Si cedo.
Si me arrastro nuevamente.
Si me dejo a un lado por ti para darte el sí que necesitas.
Estaré dejando mi vida en manos de los demás.
Estaré desperdiciando la única oportunidad que tengo para ser.

Todos los seres humanos queremos que nos quieran.
Pero plegarse siempre a los deseos ajenos no debería ser el precio a pagar por ese querer.
No podemos jugar con el miedo a la soledad del resto.

Lo hará porque tiene miedo a quedarse solo o sola.
Porque hacer eso es hacer un chantaje.
Los afectos deberían estar libres de chantajes.
Deberían ser tan profundos, valientes y generosos.
Como para decir "te voy a querer aunque me digas que no".

Artículo relacionado

más amor sincero

Más amor del sincero, por favor

Porque yo lo que quiero de ti es que seas libre.
No que seas mío.
Lo que yo quiero de ti es que cojas todos estos días que te quedan en la vida.
Y vivas.

Lo que yo quiero de ti es algo tan sencillo como que no hagas cosas por compromiso.
Que te comprometas contigo mismo.
Que me digas no cuando es no y sí cuando es sí.

Lo que yo quiero de ti es tu honestidad.
Porque de ella aprendo.
A ser más honesto.
Y más bello.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?