CRIANZA RESPETUOSA

Juguetes sexistas, juguetes simplistas

Que quede claro de una vez: no existen juguetes para niños o para niñas. Dejarles elegir con qué jugar es respetar sus gustos y permitir su desarrollo. Es educar en la libertad.

No existen juguetes para niños o para niñas.

Tampoco colores.

A los niños no hay que regalarles por sistema camiones o espadas.

A las niñas no hay que regalarles por sistema muñecas o cocinitas.

Cuando alguien dice que qué hace tu hijo jugando con una muñeca o qué hace tu hija jugando con un coche.

Lo único que tienes que decirle es: ser feliz.

Jugar con lo que quiere.

No hay nada mejor para un hijo o una hija que sentir que se le respeta.

En sus gustos y deseos.

Sentir que son importantes.

Porque lo son.

No existen juguetes para niños o para niñas.

Y decir que sí, construir de ese manera la realidad, es generar violencia.

Es educar en el error.

Haciendo ver que solo existe una única posibilidad.

Es hacer sentir mal a alguien porque no le guste lo que le tiene que gustar a todo el mundo.

Es cercenar lo que el otro es.

Es prohibir su desarrollo.

Es hacer una fotografía mental de los demás e intentar que encajen en ella.

Los niños y las niñas no necesitan que nadie les diga que no pueden jugar con algo porque ese algo ha sido pensado para otros.

Lo que necesitan es crear y construirse.

Lo que necesitan es ser libres para encontrar las personas que van a ser.

Lo que necesitan es que no les hagan creer.

Que hay algo que no pueden hacer.

Por razón de su género.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?