La voz de Roy Galán

Es hora de despertar

Siempre haciendo o pensando en hacer. Siempre pensando en qué pensarán los demás. Siempre en el estímulo, en la evasión, en el pasado o en el futuro. No nos dejan saber quiénes somos. Porque entonces sabríamos qué queremos. Y alguien que sabe lo que quiere es alguien peligroso.

Roy Galan
Roy Galán

Escritor

No tenemos tiempo para saber quiénes somos.
Y si no sabemos quiénes somos.
Jamás sabremos lo que queremos.
No podemos aterrizar en la Tierra a pesar de vivir en ella.

Siempre haciendo o pensando en hacer.
Siempre pensando en qué pensarán los demás.
Siempre en el estímulo, en la evasión, en el pasado o en el futuro.
No nos dejan saber quiénes somos.

Porque entonces sabríamos qué queremos.
Y alguien que sabe lo que quiere es alguien peligroso.
Porque probablemente cuestione por qué hace lo que hace.
Si quiere seguir haciéndolo.
Si merece la pena.

Alguien que sabe lo que quiere quizás no se callaría lo que siente.
Mostraría su vulnerabilidad.
Sería más honesto.
Pero resulta que solo nos quieren produciendo.
Sin capacidad crítica.
Dando por hecho que las cosas son así.
Que el mundo es así.

Como si el mundo no lo inventáramos los seres humanos.
Como si hubiera algo dado, algo que no puediera cambiarse.
No, no tenemos tiempo para saber quiénes somos.
Y tampoco quiénes son los demás.

Artículo relacionado

Roy Galán Podcast

El podcast de Roy Galán: conversaciones con el escritor que revoluciona las redes

Cada vez más individualistas.
Cada vez menos comunes, menos colectivos, menos barrio.
Todo para mí y los míos.
Los míos y ponemos una valla a los otros.

A los que no importan, a esos, a los que «oh, mala suerte».
Tal vez deberíamos parar un poco.
Escucharnos.
Tal vez lo estamos haciendo todo al revés.
Malgastándonos.
Desaprovechando esta oportunidad única que es hacer humanidad.

Tal vez este agotamiento crónico sea parte del plan.
Ese que sabe que lo único que queremos es descansar.
Ni luchar, ni problemas.
Solo descansar.
Trabajar hasta no poder más y descansar para volver a trabajar una vez más.
Que no me molesten.
No molestar.

Vivir endeudando nuestras vidas.
Pagando por el poco tiempo libre que nos dan.
Tal vez la vida era otra cosa.
Y ya es tiempo de despertar.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?