La voz de Roy Galán

La fase del olvido

Estos días se ha hablado de que íbamos a salir "mejores". Y ya está comprobado que no. Porque cuando hemos perdido el miedo a morirnos. Ha regresado el odio elegido en todo su esplendor.

La voz de Roy Galán es un podcast del escritor Roy Galán para la revista Mentesana. Escúchalo y compártelo

Dicen que esto es una fase.
Que vamos pasando de una a otra como si estuviéramos en un videojuego.
Como si fuera posible vencer a un monstruo.

Como si hubiera una meta.
Estos días en los que no hemos podido movernos.
En los que la quietud nos ha obligado a tomar (más) conciencia de quiénes somos.

Nos hemos colocado delante de un espejo.
Uno que nos ha recordado nuestra vulnerabilidad y mortalidad.
La robusta y frágil lógica de nuestro Universo.

Artículo relacionado

Roy-galan-fuerte

"Es buen momento para pensar qué hacer con lo que tenemos"

Estos días en los que no hemos podido ver a los demás.
En los que hemos cambiado abrazos por videollamadas.
Hemos sentido lo solos que estamos.

Lo poco que aprovechábamos el poder encontrarnos.
Lo hemos dado por sentado todo.
Estos días hemos descubierto que nos habíamos acostumbrado a estar vivos.

Que habíamos olvidado el asombro infantil.
Ese que supone atravesar el mundo siempre por primera vez.
En el que preguntábamos siempre por qué.

Por qué el planeta regresa por la mañana.
Por qué pueden volar.
Por qué respiro.

Artículo relacionado

salvemos-las-distancias-para-evitar-la-soledad

Salvemos las distancias para evitar la soledad

Estos días se ha hablado de que íbamos a salir «mejores».
Y ya está comprobado que no.
Porque cuando hemos perdido el miedo a morirnos.
Ha regresado el odio elegido en todo su esplendor.

Porque necesitamos buscar sistemáticamente culpables.
Como si el mundo no estuviera plagado de virus y de terremotos.
De accidentes.

Estos días hemos tenido tiempo para valorar nuestras existencias.
Para darle un nuevo significado a nuestro tiempo.
Tiempo.
Y ahora va a ser difícil endeudar de nuevo ese tiempo.

El único del que disponemos.
Nuestras vidas son eternas en comparación con la vida de la flor de un cactus.
Una miseria si la comparamos con la vida de una estrella.

Y lo importante es lo que hacemos con el tiempo.
Tal vez sea un buen momento para volver a pensar si merece la pena consumir tanto a cambio de dicho tiempo.
Si tenemos que producir de la manera que lo hacemos.
Si nuestras identidades se extinguen cuando no estamos ocupados.

Artículo relacionado

sin-competir-llegar-juntosa-la-meta

No compitamos: en esta carrera llegaremos juntos a la meta

Si nos pre-ocupamos en exceso.
Igual cambiamos el paradigma.
O tal vez no.
Quién sabe.

Lo que sí podemos hacer es recordar esto que hemos vivido a la misma vez.
Cuando estés perdido o perdida.
Recuerda la incertidumbre.
Porque solo eso nos ayudará a relativizar.

A dar importancia a lo que realmente la tiene.
A volver a ser un poco más pequeños y tener menos ganas de vencer.
A dar las gracias por la luz y el oxígeno.

Por estos pulmones.
Por los días.
Y por toda esa gente.
Que estuvo, está y estará.
Para cuidar nuestras heridas.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?