La voz de Roy Galán

La gran mentira del tanto tienes, tanto vales

Para que le sirvas a este sistema que te estruja hasta que ya no te queda energía para ti. Porque quieren que seas rentable. Pero este tránsito por el mundo nada tiene que ver con ser rentable. Tiene que ver con estar bien y con ser justo.

La voz de Roy Galán es un podcast del escritor Roy Galán para la revista Mentesana. Escúchalo y compártelo. 

Eres algo más que aquello que haces.
Eres un compendio de anhelos, dudas, alegrías y mierda.
No solo lo que eres capaz de producir.
Pero nos han engañado.

Nos han enseñado que tanto haces, tanto vales.
Que si no eres capaz de producir un objeto concreto que los demás sean capaces de reconocer.
Entonces es que no eres capaz de nada.
Es que no eres nada.

Pero no es verdad.
Tú eres y tú estás.
Aunque no produzcas de la manera que te han dicho que hay que producir.
Aunque te hagan sentir perdido si no consigues materializar un producto.
Aunque te interpelen una y otra vez para que pases por el aro.

Artículo relacionado

deja-de-juzgar-deja-dejuzgarte-deja-de-juzgarme

Deja de juzgar. De juzgarme. De juzgarte.

Para que le sirvas a este sistema que te estruja hasta que ya no te queda energía para ti.
Y lo único que quieres es evadirte.
Porque si pensaras un poco en lo mucho que odias producir así.
Lo dejarías.

Y no quieren que lo dejes.
Porque quieren que seas rentable.
Tú no tienes que ser rentable.

Este tránsito por el mundo nada tiene que ver con ser rentable.
Tiene que ver con estar bien y con ser justo.
Con tener tiempo para trabajar la empatía.
Con disponer de espacio para poder cuidar de aquello que te importa.

Esto no tiene que ver con acumular cosas.
Con hipotecar tus días para rodearte de miles de cosas que no necesitas.
Que intentan calmar ese vacío que sientes cuando todos duermen.
Pero que no lo consiguen.
Estamos igual de solos aunque tengamos una televisión más grande.

Artículo relacionado

no-hay-mayor-desprecio

No hay mayor desprecio que no hacer aprecio

Nos dicen que progresar.
Que tener éxito.
Es poder demostrar a los demás lo que eres capaz de comprarte.
Cuánto puedes pagar por obtener algo.
Que se te vea bien la propiedad.
Para poder ejercer poder sobre el resto.

Esa es la gran estafa vital.
Hacernos creer que el poder está fuera y no dentro.
Conducirnos a un lugar en el que el otro nos define y nos acota.
Que nos impide ser libres.

Hay que desaprender mucho para no dejar que el río nos lleve.
Para no hacer todo por y para que los demás nos quieran.
Para no creernos la mentira de que si no hacemos no somos.
Somos.
Y es hora de despertar de este embrujo.
Al que algunos llaman realidad.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?